18 de septiembre de 2014 20:39

Un paso más dentro del trámite de las enmiendas



Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 47
Triste 0
Indiferente 3
Sorprendido 11
Contento 0
Estefanía Celi R. Redactora
(I)
politica@elcomercio.com

El panorama fue el repetido. Una vez más, los asambleístas del oficialismo marcharon desde la sede del Legislativo hasta la Corte Constitucional (CC), tal como lo hicieron en junio pasado para entregar el proyecto de enmiendas a la Carta Política que ese movimiento plantea.

Ayer, igualmente agarrados de los brazos, llegaron hasta esa instancia para defender su propuesta ante la jueza Wendy Molina, a cargo del análisis de la causa.

La magistrada convocó a las 09:00 a la audiencia pública para que las partes expusieran sus argumentos. Cerca de 30 personas fueron citadas para realizar exposiciones.

Pero en esta ocasión, el exterior de la Corte no fue el mismo que recibió al oficialismo hace tres meses. Dos grupos de ciudadanos gritaban sus respectivas consignas. “Borregos”, exclamó el grupo que se opone a los cambios en la Carta Política. “Reelección, reelección”, era el grito de los simpatizantes de Alianza País.

Por más de una hora, los grupos intercambiaron acusaciones. Sin embargo, cuando las cosas se enfriaron afuera, dentro de la Corte el ambiente apenas se comenzaban a calentar, a pesar de que ya habían pasado más de dos horas y media desde que se instaló la diligencia.

Un rollo de papel higiénico acompañó por 14 minutos la exposición de David Rosero, vocal del Consejo de Participación Ciudadana. Cuando la jueza le advirtió que le quedaban 42 segundos para que termine su intervención, se envolvió un poco de papel en la mano y se secó la frente.

“No quisiera que eso pase con la Constitución”, dijo Rosero mientras tiraba al suelo el pedazo de papel higiénico. Su corbata anaranjada, del color de su partido, el Movimiento Popular Democrático (MPD), combinaba con la del secretario jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, sentado al lado.

Las intervenciones fueron detalladas. Cada uno de los 23 expositores dedicó sus 15 minutos a desmenuzar el proyecto de 17 enmiendas. Ellos fueron convocados como terceros interesados (amicus curiae) en el trámite de la causa, a esta audiencia que se extendió por más de siete horas.

Entre los expositores estuvieron la asambleísta por Creo, Mae Montaño; el presidente del MPD, Luis Villacís; el excandidato presidencial Guillermo Lasso; la viceprefecta de Pichincha, Marcela Costales; el asambleísta socialista Fabián Solano; el jurista y catedrático Ramiro Ávila, entre otros.

El tema de la reelección indefinida y a período seguido fue el tema más recurrente. César Montúfar, del movimiento Concertación, se refirió a autores como Joseph Schumpeter para defender la alternancia como un principio básico y necesario de la democracia.

Pero de su lado, Alexis Mera habló en nombre del presidente Rafael Correa y señaló que la Corte no debe analizar una posible reelección del actual Primer Mandatario, sino solo el trámite que deben seguir los cambios a la Carta Política.

“La Constitución es equivocada en muchas cosas, a mi criterio”, aseguró con respecto al supuesto abuso de la acción de protección.

La intervención de Mera cerró la jornada de la mañana. A esa hora, ya no quedaban los principales representantes de la bancada legislativa del oficialismo, que fueron los primeros en dirigirse a la magistrada ponente de la Corte.

Antes de que se oiga a los terceros interesados, los legisladores de AP tuvieron a oportunidad de defender su propuesta. La presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, habló por siete minutos en los que resumió la propuesta. La siguieron Rosana Alvarado, Marcela Aguiñaga y Virgilio Hernández.

Pero inmediatamente se retiraron de la sala, sin oír a su contraparte, para participar en un evento que la Senplades había organizado justo al frente de la CC, en el parque de El Arbolito.

Al final de la jornada, ya no quedaban más de 20 simpatizantes de ninguno de los dos bandos. ¿El resultado de la audiencia? No hay ninguno al momento, ni tampoco ganadores o perdedores en los argumentos hasta que la Corte tome su decisión final, a través de su Pleno. El plazo para esto es indeterminado, aunque el oficialismo se apure.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)