20 de enero de 2016 00:13

América extrema medidas para proteger a embarazadas del virus zika

El hospital Luis Vernaza de Guayaquil, en Ecuador, es el único en el país que cuenta con la tecnología para detectar dengue, zika o chikungunya en una sola prueba. Foto: Mario Faustos/EL COMERCIO

El hospital Luis Vernaza de Guayaquil, en Ecuador, es el único en el país que cuenta con la tecnología para detectar dengue, zika o chikungunya en una sola prueba. Foto: Mario Faustos/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 3
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia EFE

La sospecha de un posible vínculo de casos de microcefalia con el zika ha llevado a los Gobiernos de América a extremar las medidas de prevención e incluso recomendar que se eviten los embarazos, mientras el virus sigue propagándose y ya está presente en casi 20 países y territorios del continente.

Desde noviembre el virus se ha extendido rápidamente y hasta ayer, martes 19 de enero del 2016, se ha confirmado su presencia en Brasil, Barbados, Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Guyana, Guyana Francesa, Haití, Honduras, Martinica, México, Panamá, Paraguay, Puerto Rico, San Martin, Surinam Venezuela y EE.UU., que ayer reportó los primeros casos.

Ante esta rápida propagación, la alarma se concentra ahora en las mujeres embarazadas pues, aunque no es por lo general mortal, el virus se ha vinculado con el aumento de reportes de microcefalia, especialmente en Brasil, donde hay más de 3 500 casos de esa anomalía sospechosos de ser consecuencia del zika.

La situación ha llevado incluso a Gobiernos como Colombia y Jamaica a recomendar evitar los embarazos, tras las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de extremar la prevención ante el incremento de anomalías congénitas en áreas donde circula el virus.

"En consideración a la fase en la cual se encuentra la epidemia y el riesgo existente, se recomienda a todas las parejas habitantes del territorio nacional no embarazarse durante esta fase, que puede ir hasta el mes de julio de 2016", señala una circular del Ministerio de Salud de Colombia, donde se han notificado 11.712 casos de zika, de los cuales 297 corresponden a mujeres en estado de gestación.

El Gobierno Colombiano negó hoy, sin embargo, que se haya presentado el primer caso de microcefalia vinculado con el virus como señaló el senador y médico colombiano Jorge Iván Ospina.

Colombia ya había anunciado, además, la puesta en marcha de un estudio para determinar si hay una relación del zika con casos de microcefalia en el país, donde en el periodo 2009-2015 fueron atendidos 837 menores con dicha malformación, en la que el bebé nace con el cráneo de menor tamaño al normal.

También el Gobierno de Jamaica, donde no hay casos reportados, recomendó hoy a las mujeres del país que retrasen sus embarazos "por los próximos seis a doce meses" ante la creciente amenaza del virus.

"El virus del Zika se acerca cada vez más a Jamaica, ya que varios de nuestros territorios vecinos en el Caribe han reportado casos. Por tanto, se les llama a las mujeres a retrasar los embarazos en la medida de lo posible", indicó el ministro de Salud, Horace Dalley.

Por su parte, el Gobierno dominicano, que extremó la vigilancia en puntos fronterizos, puertos, aeropuertos y cruceros tras confirmarse la presencia en Haití del virus, ha dicho que considera incluir en el protocolo de prevención del virus la recomendación de evitar los embarazos.

En la misma línea, Estados Unidos, donde el estado de Florida confirmó hoy tres casos del virus, dos de personas que viajaron a Colombia en diciembre y de otra que visitó Venezuela, emitió una alerta de viaje en la que recomienda a las mujeres embarazadas o que planeen estarlo que eviten viajar a 14 países de América en los que circula el zika.

"Hasta que se sepa más sobre el virus y por cautela recomendamos precauciones especiales tanto para las embarazadas como para las mujeres que están intentando quedar embarazadas", indicaron los centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.
Por el momento, Brasil, con 3 530 reportes, es el país con el número más alto de casos de microcefalia sospechosos de haber sido provocados por el virus.

Por ello, el Gobierno emprendió una intensa movilización para combatir el "Aedes aegypti", mosquito transmisor del dengue, el chikunguña y el zika, además de iniciar una investigación de la muerte de 38 bebés presuntamente relacionada con el virus.

"Se trata de una situación dramática, sin precedentes. Todos los días se acumulan nuevos casos; pero no estamos consiguiendo conectar los puntos", afirmó hoy al diario español El País Artur Timerman, presidente de la Sociedad Brasileña de Dengue y Arbovirosis, quien consideró que el Gobierno cometió un error al no tomar medidas antes contra el virus.

Ante el caso de Brasil, la OMS ha insistido en establecer mecanismos para detectar y confirmar casos de infección y varios Gobiernos del continente han instado a prestar especial atención a las mujeres en estado de gestación.

"La mujer embarazada debe protegerse en todo momento. Hasta que no haya estudios que digan en qué etapa de una embarazada es que puede adquirir el zika, no bajaremos la guardia y seguiremos alertando", dijo hoy Ana Ríus Armendáriz, secretaria de Salud de Puerto Rico, en donde se ha diagnosticado una persona con el virus.

Hasta ahora no hay cifras consolidadas en el continente de infectados con zika, dado que en algunos países no es obligatorio notificar los casos, aunque el mayor número lo reporta Colombia (11 712)

Entre los países que han notificado casos a la OMS están Paraguay (6), México (2), Venezuela (7 casos sospechosos), Panamá (4), El Salvador (3), Guatemala (1), Honduras (2 autóctonos) y Surinam (5).

Mientras en Bolivia, las autoridades sanitarias de la región de Santa Cruz (este) se encuentra bajo "alerta naranja" tras informarse de cuatro casos y el reporte de la primera mujer embarazada diagnosticada de zika en el país.

El virus, que puede causar fiebre, ojos rojos sin secreción y sin picazón, erupción cutánea y en menor frecuencia dolor muscular y articular, se identificó por primera vez en 1947 en los bosques de Zika en Uganda (África) y fue detectado en América Latina en 2014 por las autoridades de Chile, que confirmaron el primer caso en la isla de Pascua.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)