24 de June de 2009 00:00

En Ambato y Cuenca aún no hay multas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

María Pullutaxi, comerciante de cebolla de la parroquia Pilahuín (Tungurahua), afirma que desconoce las disposiciones de la nueva Ley de Tránsito, que sanciona a los peatones. 

Ayer, en la avenida Cevallos de la ciudad de Ambato, no esperó que el semáforo cambie a luz roja para cruzar. Los policías que controlaban el tránsito en ese sector no le explicaron que  cometió una contravención de primera clase.

“Pido que nos ayuden a entender las nuevas disposiciones. Además, no tengo plata para pagar la multa”, dijo preocupada. Al igual que Pullutaxi, decenas de personas que cruzaron por la avenida Cevallos   tampoco utilizaron el paso cebra.

Romel Camacho, director (e) de la Comisión Provincial de Tránsito de Tungurahua, explicó que en la urbe aún no se aplican las  sanciones a los peatones.

“No tenemos ninguna disposición de la Dirección Nacional para poner en vigencia el  Reglamento”, señaló.

Reconoció que en la ciudad faltan señalización y la instalación de pasos  peatonales, así como más personal y sistemas de computación para aplicar la nueva  Ley.

Según Camacho, en el momento se coordinan acciones con la Jefatura de Tránsito para iniciar una campaña de difusión de la Ley.

El propósito es que los peatones conozcan que si no cumplen el Reglamento pueden ser sancionados con una multa de USD 10,90. Si causan un accidente en el cual haya muertos, pueden recibir una sentencia de hasta cinco años de prisión.
  
En Cuenca tampoco hubo sanciones para los peatones, ayer. En la mañana, los policías de Tránsito que se ubicaron en el Centro Histórico de la ciudad y en las  áreas aledañas solo controlaron la fluidez vehicular.

Solo una pancarta, ubicada en el céntrico parque Calderón, advertía sobre la violación al artículo 139. “Quienes crucen una calle en forma diagonal pagarán una multa de USD 10,90”. El cartel llamó la atención a las decenas de transeúntes.

Para Rogelio Pintado hace falta una campaña educativa antes de cobrar las multas. El policía Miguel Minga, quien se ubicó en la calle Luis Cordero, también comparte esa opinión.

Con preocupación asegura que si ya hubieran empezado a aplicar las sanciones, en una hora se acabarían las papeletas para las notificaciones.

A pesar del desconocimiento por parte de los peatones, en la ciudad aún no se alista una campaña de educación vial. El director de la Unidad Municipal de Tránsito (UMT), Diego Astudillo, asegura que no disponen de dinero para ese fin. En la mayoría de calles no están pintados los pasos cebra.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)