28 de noviembre de 2016 18:22

Enfrentamientos entre policías y comerciantes informales durante un operativo en las calles de Ambato

Durante los operativos hubo una persona detenida. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Durante los operativos hubo una persona detenida. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 12
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 14
Modesto Moreta

Enfrentamientos a golpes, empujones y hasta el decomiso de mercadería se presentó durante los operativos para retirar a los comerciantes informales apostados en las calles céntricas de la ciudad de Ambato, en la provincia de Tungurahua.

Al menos 100 miembros de la Policía Nacional, Policía Municipal, Agentes de Tránsito y funcionarios de la Dirección de Servicios Públicos del Municipio participaron hoy, lunes 28 de noviembre del 2016, en el control para retirar a los 3 500 vendedores.

Ellos ocupan, de lunes a sábado, las calles Tomás Sevilla, Juan Benigno Vela y García Moreno para vender legumbres, hortalizas, frutas, cárnicos, ropa, alimentos preparados y más productos.

Los uniformados colocaron vallas metálicas e impidieron el uso de las veredas. Eso provocó enfrentamientos y forcejeos. “No estamos robando a nadie, déjennos vender nuestros productos que con eso mantenemos a nuestros familias. Devuélvanme mi mercadería que dañaron pisoteándola”, decía Paola Sotalín, comerciante informal.

Los gritos eran constantes en los alrededores del mercado Modelo. Los mercaderes iban y venían impidiendo la acción policial. Los ánimos se caldearon por unos momentos. Por unos minutos la circulación vehicular en la calle Juan Benigno Vela y Tomás Sevilla se paralizó. ‘Déjenos trabajar y no robar’, ‘No nos vamos a ir, resistiremos’, fueron algunas de las consignas que emitieron los mercaderes.

Durante los operativos hubo una persona detenida. Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

Patricia Chicaiza, de 52 años, fue una de ellas. La mujer labora hace 25 años en los alrededores del mercado vendiendo rollos de papel higiénico. Con lo que gana puede alimentar y educar a sus tres hijos. “Nos quieren desalojar y no entienden que con las ventas mantenemos a nuestros hijos. A nuestra edad ya nadie nos da empleo y por eso debemos vender en las calles”.

Según el Departamento de Servicios Públicos Municipales, hay más de 800 puestos vacantes en los centros de expendio, donde podrían ser reubicados una parte de los comerciantes que laboran en las calles. Jonathan Álvarez, director de Servicios Públicos del Municipio de Ambato, explica que los operativos de control en las calles continuarán con el propósito de mantener limpios los espacios que estaban apoderados por los comerciantes.

Citó por ejemplo que en los alrededores de los mercados Central y Modelo, las calles Juan Benigno Vela, Tomás Sevilla y otras están ocupados por vendedores. “Los mercaderes están incumpliendo la Ordenanza que prohíbe el uso de las calles para estas acciones”.

Álvarez explica que durante los operativos hubo una persona detenida por agresiones a una mujer policía. Eso ocurrió durante el decomiso de un coche lleno con candados. "Los comerciantes de Ambato son unas 800 personas y el resto viene de ciudades vecinas para provocar el caos y el desorden en la ciudad. No permitiremos que gente de afuera dañe la imagen de la ciudad”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (15)
No (2)