8 de junio de 2014 15:40

Reportan presunto lavado de dinero de Amado Boudou

En el ingreso a la Casa Rosada. El vicepresidente argentino Amado Boudou, tras el anuncio de que asumiría la Presidencia. David Fernández / EFE
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Buenos Aires, DP, La Nación, GDA

Especial de:

Logo GDA

El nombre del vicepresidente argentino, Amado Boudou, figura en una serie de operaciones sospechosas de lavado de dinero por más de USD 38 millones,  según documentos que publicó hoy, domingo 8 de junio de 2014, el diario La Nación.

Un día antes de presentarse en la Justicia para declarar en una causa que lo investiga por supuestas negociaciones incompatibles con la función pública, se conoció que "varios bancos" y hasta el fisco argentino "alertaron sobre movimientos millonarios del vicepresidente y de su amigo y socio (José María) Núñez Carmona", indicó el matutino.

"El monto de las siete operaciones investigadas supera los 38 millones de dólares", señaló la información. El nombre de Boudou, según el diario, "figura en los registros de la Unidad de Información Financiera (UIF), que debe investigar si una de las sociedades comerciales que (el vicepresidente) controla junto a Núñez Carmona lavó unos 7 millones de pesos". "El (banco) HSBC emitió el Reporte de Operación Sospechosa (ROS) a fines de 2012, meses después de que estallara el caso Ciccone", resaltó el matutino.

Sobre el vicepresidente argentino pesa la sospecha de que, durante su gestión como ministro de Economía (2009-2011), incurrió presuntamente en una maniobra de tráfico de influencias para salvar de la quiebra a la imprenta de billetes Ciccone Calcográfica y dejar la administración de la empresa en manos de supuestos allegados suyos.

En el caso de Núñez Carmona, mencionó La Nación, "quedó bajo la lupa antilavado cuando comenzó a mostrar un súbito crecimiento patrimonial en simultáneo con el arribo de Boudou a la función pública". Boudou se presentará mañana a declarar ante el juez federal Ariel Lijo, que rechazó un pedido realizado por el vicepresidente para televisar y difundir públicamente su declaración indagatoria.

El informe se concentró en London Supply y algunos de sus accionistas y ejecutivos, como Eduardo Taratuty y Víctor Hugo Bonnet. Pero excluyó a otro de sus dueños, Miguel Castellano, amigo de Mar del Plata de Boudou y Núñez Carmona. Al declarar ante la Justicia, afirmó que aportó esos fondos -que recuperó por fuera del expediente en cuestión de días- porque se lo pidió Vandenbroele, un amigo del "surf".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)