19 de noviembre de 2014   00:00

El ama de casa debe pagar entre USD 2 y 45 para tener pensión

Afiliados al Seguro Social  acuden a la casa matriz, en Quito, para realizar los trámites para la afiliación voluntaria
Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 226
Triste 16
Indiferente 12
Sorprendido 21
Contento 92
Mónica Orozco

El Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) tiene lista la tabla de aportes para que las amas de casa accedan al beneficio de la pensión. La medida es uno de los ejes de las reformas laborales y a la Seguridad Social que remitió el Ejecutivo para su análisis en la Asamblea, el sábado pasado.

El presidente del Consejo Directivo del IESS, Víctor Hugo Villacrés, explicó ayer, 18 de noviembre, que la reforma fue trabajada en conjunto con los ministerios de Inclusión y Desarrollo Social.

El proyecto de ley establece que el beneficio se financiará con el aporte estatal y del ama de casa. Aunque la reforma no detalla los montos, el IESS maneja un esquema que aplicará una vez se apruebe el proyecto.

En este esquema, el aporte del Estado se reduce conforme aumentan los ingresos familiares. Y del otro lado, el aporte de la familia aumenta a medida que suben sus ingresos.

El IESS estableció cuatro rangos de aportes. Por ejemplo, una persona que realiza un trabajo no remunerado de un hogar, categorizado como subsistencia (hogares que reciben el Bono de Desarrollo Humano - BDH), debe aportar USD 2 y el Estado contribuirá con 9,2. La pensión mensual que recibirá esta persona será de USD 77.

El Estado no aportará para las amas de casa cuyas familias tengan ingresos altos, que van desde USD 544. En este caso el aporte deberá ser asumido completamente por el beneficiario y llega a USD 45.

A medida que sube el aporte también sube el monto de la pensión, que va desde USD 77 hasta 213. En todos los casos representan el 13,25% del aporte, un porcentaje mayor al que cancela un afiliado hoy para el pago de pensiones (9,74%).

Villacrés defendió la medida al señalar que se basa en estudios técnicos y actuariales.

La propuesta de reforma establece que las amas de casa se afiliarán en el Seguro General Obligatorio e incluso establece multas y responsabilidades para que esto se cumpla.

Pero el titular del IESS puntualizó que, al inicio, la afiliación será progresiva y voluntaria. La meta inicial, dijo, es captar a 400 000 personas que realizan trabajo no remunerado y que reciben el BDH. Estos beneficiarios deberán aportar 20 años para empezar a cobrar la pensión.

Si se considera ese número de beneficiarios y una pensión mensual de USD 77 que recibirían, la medida demandará unos USD 308 millones al año, una vez se comience a pagar este beneficio.

En los próximos cuatro o cinco años la entidad espera alcanzar al universo total de amas de casa del país, que suma alrededor de 1,5 millones. “Todo dependerá de la acogida que tenga la medida”, dijo.

El Seguro Social cruzará información con el Ministerio de Inclusión, el Registro Social y otros entes para garantizar que los ingresos que reportan las familias son reales.

Para el exdirector del IESS, Marco Morales, deben transparentarse los estudios actuariales que sustentan el aporte. “Por más bajas que sean las pensiones, deben tener sustento actuarial que garantice la cobertura de pensión”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (148)
No (36)