30 de septiembre de 2015 10:26

Alvaro Noboa denuncia intervención ilegal contra su propiedad en la comuna de Engabao

Bajo resguardo policial, un tractor se encargó de derribar decenas de metros de cemento que bordeaban la propiedad de la que Noboa afirma ser su dueño legal. Foto: Cortesía/ Gobernación del Guayas.

Bajo resguardo policial, un tractor se encargó de derribar decenas de metros de cemento que bordeaban la propiedad de la que Noboa afirma ser su dueño legal. Foto: Cortesía/ Gobernación del Guayas.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 112
Triste 3
Indiferente 4
Sorprendido 4
Contento 40
Redacción Política

“Como una película de James Bond”, describió la situación que este martes 29 de septiembre protagonizó un equipo de máquinarias de la Gobernación del Guayas contra un muro construido por Vimare, sociedad del empresario Álvaro Noboa, quien está en litigio con la comunidad de Engabao por sus tierras.

Bajo resguardo policial, un tractor se encargó de derribar decenas de metros de cemento que bordeaban la propiedad de la que Noboa afirma ser su dueño legal.

El incidente se dio en la comuna de Engabao, un balneario ubicado a 110 km. de Guayaquil, cuyo territorio también está en disputa por la empresa Campibo S.A, de propiedad de Fabricio Correa, hermano del Presidente de la República.

Al lugar, llegó el gobernador del Guayas, Julio César Quiñónez, junto a un representante del Ministerio del Interior. Ambos presenciaron el trabajo de las maquinarias, y luego dieron una rueda de prensa en la cual explicaron las razones de esa medida. Según Quiñónez, el terreno donde se ubica el proyecto de Vimare es ancestral. Allí vive más de un centenar de comuneros. Los primeros habitantes habrían llegado hace 60 años atrás. Por este motivo, el Gobernador ofreció garantías para la población que vive en este territorio.

Para Álvaro Noboa, la acción en contra de su empresa tiene un tinte político. Atribuye la acción a una orden enviada por el presidente Rafael Correa en respuesta a sus últimas apariciones públicas en las que el empresario y excandidato presencial pidió la renuncia del Mandatario. Noboa sostiene que la orden fue ilegal, pues Vimare cumple con los requisitos legales, y está al día en el pago de impuestos.

“¿Es esto una persecución política por haber dado una opinión de cómo mejorar el país, o una manera de atraer inversión extranjera?. Porque si a esto le pasa al grupo empresarial más grande del país, imagínense qué inversionista va a venir acá”, cuestionó el empresario.

Noboa anunció medidas jurídicas que realizarán sus abogados para no perder la propiedad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (56)
No (9)