10 de December de 2009 00:00

Los alumnos del Odilo Aguilar temen el cierre del colegio

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

‘Los estudiantes tenemos derechos y estamos obligados a defender al colegio, para que no lo cierren, quieren que los anexos salgan de la  Universidad. Esa es  una orden del Consejo Universitario”.

Lo dice Jesús Márquez, de 16 años, estudiante de segundo de bachillerato Sociales y vocal del Consejo Estudiantil del Colegio Odilo Aguilar.

Descarta que el MPD influya en este plantel. Tampoco sabe del Grupo de Combatientes Populares (GCP). “El único movimiento que está aquí es la Juventud Revolucionaria del Ecuador (JRE) y la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador (FEUE).  Formé parte de la JRE, estuvimos ahí combatiendo, pero  como salíamos a diario, lo  dejé”.

Al preguntarle si hay una justificación para causar destrozos en la U. Central respondió que  “fue una actitud muy violenta de nuestra parte. Pero advertimos que si se metían con el colegio se meten con todo el Odilo Aguilar, no nos abrieron las puertas”.

Édison Yépez, decano de la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación de la Universidad Central, aseguró que está en contra de todo proceso de violencia, de donde sea que provenga.   “No estamos de acuerdo con agresiones directas, por ejemplo, al Rector ni  a un conserje”.

Relató que los alumnos del Colegio Odilo Aguilar acudieron al Consejo Universitario acompañados de maestros y de    padres de familia. “Estábamos presionando,  a través de una manifestación verbal y pacífica, para que el Consejo Universitario considere que ambos planteles sigan siendo parte de Filosofía.

Esto porque estos son sus laboratorios de trabajo, estaríamos desmembrados, sin los talentos humanos que formamos. Lo demás es resultado de  provocaciones, no  conozco quién las hizo, pero lo lamentamos”.

Sin embargo, el vicerrector académico, Jorge Arroba, aseguró que se intenta poner orden porque estos colegios funcionan como si fueran islas y no parte de la Universidad Central.

Citó  un ejemplo: “en  julio le solicitaron a la rectora del Odilo Aguilar, Carmen Ponce,  que les facilite  unas aulas. Querían tomar en ellas las  pruebas  psicotécnicas. El pedido fue rechazado. Solamente actúan bajo las disposiciones del Decano y Vicedecano de la Facultad de Filosofía”.

El Vicerrector adelantó que estudian   la posibilidad de suspender las actividades académicas y administrativas en estas instituciones. Aunque aclaró que eso no significa que las clases se paralizarán. “Necesitamos  revisar totalmente el funcionamiento de los colegios  Odilo Aguilar y  Manuel María Sánchez”.

Otra propuesta de reforma del estatuto busca normar la conformación del Tribunal Electoral del cogobierno universitario. No quieren que dependa de organismos gremiales como la FEUE porque no garantiza un proceso justo e imparcial. Los miembros serían profesores y estudiantes delegados por los participantes del Consejo Universitario, máximo ente de  este centro.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)