21 de December de 2009 00:00

Altibajos en los talleres de reparación

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Negocios

Jorge Tulmo tiene un taller de reparación de electrodomésticos en  la zona de La Mariscal, en Quito. Siempre abre su local   a las 08:30, pero  desde que empezaron  los apagones  su horario de trabajo se alteró.
 
A las 10:30 recién tiene energía eléctrica. Mientras tanto,  ordena los materiales, organiza los repuestos, limpia su local e intenta detectar visualmente los daños en los aparatos.
 “Toda la mañana se desperdicia. En ocasiones el cliente ignora que no se puede entregar el aparato a tiempo porque  el trabajo se retrasa cuando  no hay luz, dice Tulmo, cuyo fuerte son los televisores y equipos de audio y vídeo.

Medida alternativa
Los dueños de pequeños negocios han tenido que recurrir al uso de generadores eléctricos para no parar totalmente su actividad comercial.
Los costos de los generadores de electricidad van desde los USD 500 hasta los USD 30 000, dependiendo del tipo. En el mercado se puede encontrar equipos desde 50 a 1 200 kilovatios.
El decreto que  declara el  estado de excepción eléctrica manifiesta que todas las entidades que cuenten con generador eléctrico deben hacer uso de él para ahorrar energía.

Su  caso se repite en otros locales de  Quito, que  viven actualmente una paradoja. Por un lado tienen más trabajo porque llegan más electrodomésticos dañados, pero no pueden trabajar por falta de energía eléctrica, lo cual deja a muchos clientes insatisfechos.

El número de personas que llega con equipos dañados se ha multiplicado desde el 5 de noviembre pasado, cuando empezaron los apagones.
Los usuarios llevan televisores, equipos de sonido, licuadoras y otros electrodomésticos a los talleres de reparación. Se dañaron por las variaciones de voltaje  cuando vuelve la energía eléctrica a los hogares. En los talleres hay más trabajo y menos energía eléctrica, lo cual genera reclamos.

Para ofrecer un mejor servicio, una opción es mantener abiertos los talleres por más tiempo, pasadas las 18:30. Pero en el sector de la Mariscal, donde Tulmo tiene su almacén, la delincuencia impide extender el horario.

Este técnico en reparación de electrodomésticos por más de 45 años indica que el daño más frecuente en tiempo de apagones es  en la fuente de alimentación, por la variación del voltaje. “Han venido más en esta época de cortes”.

Miguel Chiriboga, quien también tiene un local de reparación de electrodomésticos, aprovecha las horas sin electricidad para arreglos de equipos menores que funcionan con baterías.
Aunque no ha registrado mayor demanda de trabajo para reparar electrodomésticos  dañados por variaciones de voltaje, asegura  que ha sufrido retraso en las reparaciones de uno o dos días por no contar con energía eléctrica.

Elvis Chávez, dueño de un bazar que ofrece el servicio de Internet, tuvo un daño en una de sus impresoras, por la llegada abrupta del suministro eléctrico, lo cual le  tomó por sorpresa y con todos los aparatos conectados.

La pérdida del equipo es total. Ha buscado ayuda en tres servicios de reparación de impresoras y en todos le comunicaron  que está quemado un circuito principal. El respuesto no existe en el país  y ya se hizo a la idea de destinar  USD 450 para  reponer la impresora. No ha puesto el reclamo en la Empresa Eléctrica Quito, pues  la sola idea de empezar un  trámite sin la seguridad de tener una respuesta positiva  le hizo  pensar que no era un negocio rentable.

Por su parte, Pablo Iza, técnico de Compunext, local de reparación de computadoras y servicio de internet, ya se acostumbró a  no tener clientes durante la mañana. La gente del sector  sabe que en ese período no hay electricidad y ya no se acercan a su local.

Sin suministro no puede reparar los equipos que llegan con la fuente de poder  o la tarjeta madre quemadas. Tampoco realiza instalaciones de software o configuraciones en las horas  de cortes, lo cual ha mermado sus ingresos.

“En el tiempo sin luz no podemos arreglar nada y no vienen clientes”, advierte Otto Hurtado, quien mantiene un local de reparación de línea blanca.

Durante el corte no puede revisar, reparar, ni hacer cotizaciones y tiene que postergar el trabajo.

Feriados sin cortes de energía

Desde hoy hasta el miércoles habrá racionamientos en todo el país, mientras que durante el feriado de Navidad, que va del jueves 24 hasta el domingo 27 de diciembre, se suspenderán.
Así lo anunció el presidente Rafael Correa durante su enlace   del pasado 19 de diciembre.

Una medida similar se aplicará la siguiente semana. Del 28 al 30 de diciembre volverán los cortes y nuevamente se suspenderán entre el 31 de diciembre y el 3 de enero de 2010.
 
Del 4 de enero en adelante volverán los cortes. En el mejor de los escenarios se terminarán el 15 de enero y en el peor el 12 de febrero, afirmó el Mandatario.

El 20 de noviembre pasado, también durante su enlace sabatino, Correa anunció que los cortes terminarían el 15 de diciembre, sin embargo, llegada la fecha esto nunca sucedió.

En esta semana se reforzarán los controles  de ahorro de energía a cargo del ministerio de Electricidad, en cumplimiento al decreto 124, que declara el  estado de excepción eléctrica.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)