23 de agosto de 2015 11:17

Los alpinistas vuelven a tener acceso al Everest

Al menos 18 personas murieron a causa de la avalancha provocada por un terremoto en el monte Everest. Foto: Agencia EFE

Al menos 18 personas murieron a causa de la avalancha provocada por un terremoto en el monte Everest. Foto: Archivo / EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia AFP
Katmandú

Nepal reabrió este domingo (23 de agosto del 2015) los senderos del Everest para la temporada de otoño y concedió los primeros permisos de ascenso desde que tuvieron lugar el mortífero terremoto y la avalancha que arrasaron su campamento base en abril.

Cientos de alpinistas tuvieron que abandonar su ascenso tras la avalancha, lo que supuso una segunda sesión estival sin visitas al pico más alto del mundo. Ya en 2014, la muerte de 16 guías nepalíes en una avalancha llevó a las autoridades a cerrar los caminos de acceso a la famosa cumbre.

“Me alegro de poder conceder este permiso de ascenso para la temporada de otoño, después de que el terremoto golpeara con dureza nuestra industria turística", declaró el ministro nepalí de Turismo, Kripasur Sherpa.

“Así también enviamos al mundo una imagen positiva de Nepal, y estoy convencido de que eso motivará a otros visitantes a venir”, añadió Sherpa.

La temporada de otoño se considera la más arriesgada, debido a los fuertes vientos y a la bajada de las temperaturas en las pendientes del Everest.

Este año, el alpinista japonés Nobokazu Kuriki intentará por quinta vez alcanzar la cima.

Kuriki, que perdió nueve dedos de los pies en un intento anterior de ascender el Everest, contará con el respaldo de un equipo de cinco personas, pero ascenderá al segundo campamento de la cumbre en solitario.

“El Everest vivió tragedias en los dos últimos años, quiero ayudar a Nepal a hacer revivir su turismo”, aseguró el alpinista, de 33 años, que espera alcanzar la cima a mediados de septiembre.

Hasta el momento, 14 equipos solicitaron ya un permiso para ascender en la próxima temporada, según la oficina de turismo nepalí.

Nepal, un país muy dependiente de su turismo, con sus ocho picos de más de 8.000 metros, había pedido a expertos internacionales que evaluaran la seguridad de los caminos más recorridos por los montañistas en el Everest y la región del Annapurna.

La mayoría de los albergues y los caminos de escalada en el Everest no resultaron dañados en el terremoto, según su informe.

A lo largo del principal recorrido se identificaron cinco zonas de riesgo y antes de la época del monzón deberá realizarse una evaluación completa. El famoso camino de Langtang, destruido, sigue cerrado a los montañistas.

Los dos sismos del 25 de abril y del 12 de mayo dejaron más de 8.700 muertos y destruyeron casi medio millón de viviendas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (1)