4 de febrero de 2016 00:00

Alianzas, el punto de discordia en Pachakutik

Miembros de la Conaie impidieron que se realice la reunión convocada por Campos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Miembros de la Conaie impidieron que se realice la reunión convocada por Campos. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 3
Indiferente 1
Sorprendido 1
Contento 10
Ana María Carvajal

Los intereses personales son la causa de la división en Pachakutik. En eso coinciden Fanny Campos, su actual coordinadora nacional, y Carlos Pérez Guartambel, presidente de la Ecuarunari.

Sin embargo, ambas fracciones del movimiento fundado en 1995 tienen una teoría sobre quién es el responsable.

Los puntos de discordia son la dirección del movimiento, que está a cargo de Campos de forma prorrogada, y una reunión frustrada el pasado 27 de enero con movimientos sociales y políticos de izquierda y derecha, en Quito.

La Conaie no está de acuerdo con pactos preelectorales con la derecha. Y una de sus líderes históricas, Nina Pacari, explica que lo único que piden es un alineamiento correcto, de acuerdo con los principios, tomando en cuenta el Estado plurinacional, que es el objetivo de Pachakutik.

“Si eso no está claro y se prioriza únicamente hilos coyunturales, de hecho aparecerán las fricciones”.

La actual directiva de Pachakutik cometió el error de no convocar a elecciones en septiembre, y ahora pretende prorrogarse en funciones hasta el 2017. Así lo ve Pacari, quien cree que Campos dejó que el tiempo pasara y eso demuestra fallas de contenido ideológico y estratégico.

La aludida reitera que la reunión fue para conversar con todos los sectores sobre una agenda mínima anticrisis, para el próximo Gobierno, cualquiera que sea. ¿Eso no significa que habrá candidaturas con líderes de derecha? No lo descarta. La decisión, dice, está en las bases de Pachakutik.

Pérez Guartambel no está de acuerdo porque “la derecha tiene intereses, la izquierda, principios y eso no es negociable”.
En la reunión del 27 de enero se comprobó que Pachakutik tiene poder de convocatoria porque juntó a movimientos diversos. Campos siente el respaldo de la mayoría del movimiento, desde que en un congreso en diciembre le ratificaron en el cargo.

Niega tener intereses personales y dice que otros buscan candidaturas, como Pérez Guartambel, en alianza con Unidad Popular (UP, ex-MPD). Pero él se defiende y le recuerda que eso no se decide a dedo sino desde las bases.

Geovanny Atarihuana, director nacional de UP, anota que su organización respeta los procesos internos de Pachakutik y que esperará que el movimiento del arcoíris resuelva sus problemas.
Pero hizo una confesión: en noviembre pasado levantaron una lista de posibles nombres, que podrían ser parte de una alianza de izquierda. Allí constan Lenin Hurtado, Enrique Ayala Mora, Lourdes Tibán y Pérez Guartambel. Aunque no hay nada definido.

Desde 1996 y por seis ocasiones, Pachakutik ha participado en elecciones presidenciales con candidatos propios o en alianzas. Apoyó a Lucio Gutiérrez y a Rafael Correa, quienes alcanzaron la Presidencia, aunque tiempo después, sintiéndose traicionados se pasaron a la oposición.

Antes apoyaron a Freddy Ehlers, con quien llegaron a tener el 17,34% de votos válidos en 1996. Y en 2006 y 2013 sufrieron duros reveses: 2,2% de votos para Luis Macas y 3,3% para Alberto Acosta.

Para Pérez Guartambel, el movimiento aprendió de sus errores y ha recuperado la confianza del pueblo. Pero cree necesario resolver primero las divergencias internas.

La dirigencia indígena amazónica quiere mediar y para ello planea invitar a todos los miembros del movimiento a su territorio. Ayer se reunió en Macas para plantear propuestas, pero al cierre de esta edición aún no se conocían definiciones al respecto.

La Conaie insiste en convocar a un congreso extraordinario, el 5 de marzo, para realizar elecciones internas y decidir, junto a las bases, con qué sectores dialogará Pachakutik. Para Campos es necesario un pedido por escrito para decidir si se concreta o no el llamado a este congreso.

Movimiento  
Casa adentro no se decide si se convoca o no al congreso extraordinario de marzo.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (5)
No (0)