6 de abril de 2015 20:57

Alianza País teme un coletazo político por cambios al IESS

El 18 de diciembre del 2014 compareció el representante del IESS, a la Asamblea Nacional. Foto: Cortesía / Asamblea Nacional

El 18 de diciembre del 2014 compareció el representante del IESS, a la Asamblea Nacional. Foto: Cortesía / Asamblea Nacional

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 318
Triste 6
Indiferente 3
Sorprendido 2
Contento 92
Paul Zamora

Mañana por la tarde, los 100 legisladores de Alianza País se reunirán en la sede legislativa para analizar la Ley de Justicia Laboral y Reconocimiento del Trabajo no Remunerado del Hogar. Será después de que la Comisión de lo Laboral sesione con el objetivo de perfilar la propuesta.

En sus manos está el tratamiento de un tema considerado espinoso porque tiene que ver con las reformas al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). De hecho, al interior del oficialismo la están considerando como una “prueba de fuego” para lo que es la disciplina partidaria y el compromiso con el proyecto político de la revolución ciudadana.

El documento que tratarán fue presentado por el Ejecutivo en noviembre del 2014. Contiene 46 artículos entre los cuales se plantea eliminar el porcentaje del 40% que aporta el Estado a las pensiones, y dejar una norma general que ya no establece un porcentaje. Los textos no están cerrados; desde la Comisión se anuncian cambios direccionados a garantizar la estabilidad de las pensiones.

Esta norma económica no figuraba entre los proyectos considerados urgentes para el oficialismo a inicios de año. No obstante, fuentes internas revelaron que la situación económica les obligó a acelerar su aprobación, en pos de aliviar -con ayuda de la Asamblea- la carga presupuestaria que actualmente tiene el Estado. Ahora, el cronograma marcó el martes 14 y miércoles 15 de abril como los días para debatir la norma por segunda ocasión, en el Pleno de la Asamblea.

Los legisladores del oficialismo auguran que este segundo debate diferirá notoriamente al primero, del 19 de diciembre del 2014. Reconocen que el tema se ha convertido en una bandera de lucha de los jubilados, de los sindicatos y de la oposición, que desde ya lo usan como un elemento más para la marcha del 1 de Mayo.

Pero al interior de AP existen algunas reservas por cómo se ha manejado el tema desde Carondelet y, sobre todo, la manera cómo el Presidente lo ha comunicado sin mayor tino político -según un asambleísta dijo a este Diario- y que no se está considerando los costos que tendrán estas políticas.

Algunos incluso se refieren a un “impacto electoral” cuando comiencen a definir estrategias para las elecciones generales del 2017, máxime cuando hay de por medio un paquete de enmiendas a la Constitución que contiene la reelección indefinida.

Si bien los oficialistas coinciden en que el IESS goza actualmente de estabilidad y registra un “superávit”, aquellos más ligados a las luchas de la izquierda y que forman parte del ala más crítica de AP, se preguntan sobre la perdurabilidad del argumento presidencial. Advierten que mientras no exista un documento técnico que sostenga los argumentos para la reforma, ellos mantendrán una postura más crítica.

El informe interno de la Dirección Actuarial del IESS, del 31 de agosto pasado, analizó varios escenarios del Fondo de Pensiones. Uno de esos señaló que “en las condiciones actuales y sin el aporte del 40% del Estado, solo habría recursos para pagar las pensiones los próximos 12 años” y que el déficit esperado hasta el 2053 bordearía USD 70 000 millones.

Por ahora, algunos legisladores miran este documento con cierto escepticismo y esperaran conocer, en los próximos días, otro informe que ratifique la viabilidad de la propuesta del Ejecutivo. Hasta mientras, sus declaraciones son cautelosas.

Ante las cámaras y micrófonos, legisladores como Fausto Cayambe reconoce que existen diferencias y dudas dentro del bloque y que estas serán resueltas como suele hacerlo AP antes de llegar al Pleno: con una postura unificada. Otros, como Virgilio Hernández, dicen que el tema del aporte estatal del 40% fue planteado en un momento cuando el IESS era deficitario.
“Hay que tener información que nos permita ver qué sucede en el tiempo. El problema no es para quienes en este momento están jubilados. Con todo, el discurso oficial insiste en que el Estado garantizará la Seguridad Social.

Mayo será un mes de definiciones en la Asamblea, y del respaldo que tenga este proyecto dependerá, en gran parte, la reubicación de los legisladores en las distintas comisiones. Al cumplirse dos años de Legislatura, los miembros del Consejo de

Administración Legislativa y los integrantes de las 13 comisiones podrían ser reubicados. Alianza País, al ser un movimiento orgánico, consultará con su directiva las acciones a tomar.Y, al igual que un tablero de ajedrez en blanco, será la directiva del movimiento la que designe quienes ocuparán los cargos estratégicos. Lo que se decida en el buró será, entonces, aceptado.

Cronología

15 noviembre 2014

El Ejecutivo presentó el proyecto a la Asamblea. Este reforma artículos dentro del Código del Trabajo y la Ley de Seguridad Social.

29 diciembre 2014

Luego de tres jornadas de trabajo, el Pleno de la Asamblea concluyó con el primer debate del proyecto que contenía cinco ejes.

27 marzo 2015

El presidente Rafael Correa anunció a la opinión pública: “no daré ni 20 centavos más al IESS, porque hay que terminar con esas trampas institucionales”.

1 de mayo 2015

En la marcha de los sindicatos una de las exigencias girará en torno a que se mantenga el 40% del aporte del Estado al IESS.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (61)
No (6)