15 de febrero de 2015 19:26

Luego del receso, Alianza País definirá nuevas autoridades

Gabriela RivAdeneira Presidenta  Cuenta con el apoyo del presidente Rafael Correa pero recibe críticas por la sobrepromoción de su imagen.

Gabriela Rivadeneira cuenta con el apoyo del presidente Rafael Correa pero recibe críticas por la sobrepromoción de su imagen. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 19
Triste 1
Indiferente 9
Sorprendido 1
Contento 5
Paul Zamora

Los legisladores de Alianza País (AP) deberán resolver un tema interno a su retorno de la vacancia legislativa: la renovación de las autoridades de su bloque. En anteriores congresos esos cargos se definían entre todas las organizaciones políticas, pero en este escenario dependerá plenamente de la mayoría oficialista.

Dentro de AP, la presidencia y dos vicepresidencias son consideradas claves para consolidar una imagen política, que de cara a las elecciones del 2017 se convierten en cargos estratégicos. El 14 de mayo del 2015 –cuando se cumplen dos años la administración– se conocerá si la dirigencia legislativa se renueva o se mantienen las actuales.

Existen dos escenarios: que las autoridades permanezcan en sus cargos o, se remuevan a una de las vicepresidentas. Fuentes internas confirmaron que dentro del bloque ha existido un permanente ‘muñequeo’ por llegar al máximo cargo.

Marcela Aguiñaga y el legislador Juan Carlos Cassinelli serían quienes aspiran a un ascenso. “Estoy listo para ir adonde mi movimiento resuelva que deba estar. Si mañana se da esa posibilidad, no rehúyo a que pueda estar optando por una candidatura. Pero se resolverá en el bloque”, dijo Cassinelli al ser cuestionado sobre su aspiración de llegar a una de las Vicepresidencias.

En AP, los legisladores tienen a sus candidatos favoritos según la división interna existente. La fracción más ligada a la izquierda apoya la continuidad de Rivadeneira. No obstante, miran en Rossana Alvarado un cuadro político maduro, con formación, que también podría asumir la Presidencia.

Si bien Gabriela Rivadeneira goza de la confianza del Primer Mandatario, existen dos puntos que generan escozor al interior. Que la Presidenta concentre la promoción del Poder Legislativo en su imagen y el manejo poco estratégico del bloque en los últimos meses.

Esto se corroboró el 5 de febrero, cuando hubo una tensión al interior del bloque cuando se presentó la moción de quitar a la Comisión de Fiscalización la investigación sobre los helicopteros Dhruv sin haberlo debatido previamente.

Aguiñaga es vista como un cuadro audaz, maduro y que sabe defender sus posturas. Ella cuenta con el apoyo de la mayoría de legisladores de Guayas. Trascendió que la entrega de la dirección política de AP en su provincia fue para evitar una mayor disputa interna por el máximo puntal legislativo.

Tras micrófonos, los oficialistas descartan por el momento una renovación de la dirección. Entre los motivos está que la conformación vigente guarda un equilibrio regional e ideológico: Rivadeneira y Alvarado expresan la parte más izquierdista del oficialismo; Aguiñaga, la más conservadora.

Otro motivo para mantener la actual presidencia es que AP apuesta por la imagen de Rivadeneira para impulsarla electoralmente. Por ende, retirarle la Presidencia de cara a los comicios generales le restaría protagonismo y visibilidad.

Pero no dependerá solo del centenar de asambleístas la renovación de autoridades. Fieles a la disciplina partidaria, aseguran que esa decisión será tomada por el buró de AP y que el presidente Correa, como líder, tendrá el voto dirimente.

En lo que se refiere a las presidencias de las 13 comisiones legislativas y la conformación del Consejo de Administración Legislativa (CAL) sí habrá cambios. Eso se definirá luego de una evaluación de los logros obtenidos en cada una de las mesas y también dependerá del buró verde.

El oficialista Fausto Cayambe dijo que antes del receso el tema del cambio de directivas no formaba parte de las
discusiones internas, pero reconoció que será un tema que ameritará un aná­lisis. Recordó que antes de elegir a Rivadeneira como presidenta realizaron cuatro reuniones del bloque.

La oposición teme que en la nueva redistribución de autoridades no se les tome en cuenta. Diego Salgado (Creo) propone desde ya que en las comisiones, como la de Fiscalización, exista más equilibrio entre oficialistas y los que son críticos.

Este Diario no logró obtener las versiones de Rivadeneira y de las dos vicepresidentas.

En contexto

El 14 de mayo se cumplirán dos años de gestión de las
actuales autoridades de la Asamblea. El Código
Orgánico de la Función Legisla­tiva establece que se deberán ratificar o renovar todas las autoridades pasado ese tiempo. La decisión será del movimiento.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (4)