22 de diciembre de 2016 19:00

Alexis Mera: 'Decir que en el 2008 se corrompió a un funcionario público para beneficiar a Odebrecht es incomprensible'

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 254
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 2
Contento 29
Mónica Orozco
(I)

El secretario Jurídico de la Presidencia, Alexis Mera, calificó hoy 22 de diciembre del 2016 como “incomprensibles” y “hasta ofensivas” las afirmaciones de que Odebrecht pagó sobornos millonarios a funcionarios públicos en Ecuador como constan en un expediente del Departamento de Justicia de los EE.UU. 

“Decir que en el año 2008 se corrompió a un funcionario público para beneficiar a Odebrecht (…) es absolutamente incomprensible porque de todos los Gobiernos de la investigación del Departamento de Justicia el único que la ha expulsado es el Gobierno ecuatoriano”, dijo en una rueda de prensa efectuada en la Presidencia.

Pero también indicó que el Gobierno “no puede asegurar tampoco que no hubo ningún pago, seguramente fue alguna persona que engañó Odebrecht, quizá alguien fuera del Gobierno y quiero ratificar que estos actos de corrupción vienen desde el 2001”.

El funcionario dio estas declaraciones en referencia al expediente del Departamento de Justicia de EE.UU., el cual señala entre el 2007 y el 2016 la constructora brasileña Odebrecht pagó USD 33,5 millones a funcionarios del Gobierno de Ecuador para asegurarse contratos de obras públicas.

Por ejemplo, anota el expediente, que "entre 2007 y 2008, Odebrecht tuvo problemas relacionados con un contrato de construcción. Entonces acordó con un intermediario de un funcionario de gobierno, que ejercía el control sobre los contratos, el pago de sobornos, para resolver los problemas. Odebrecht realizó los pagos luego en efectivo a un funcionario del gobierno ecuatoriano".

Mera indicó que el Gobierno tuvo un problema con el contrato de la central hidroeléctrica San Francisco, pero invitó “a ver las fechas” y dijo que el contrato fue firmado en un gobierno anterior en el 2000.

Tras encontrar “serias irregularidades”, en 2008, el presidente Rafael Correa expulsó a Odebrecht del país porque no querían arreglar el problema en la central San Francisco.

“Las relaciones del Gobierno durante sus primeros años con Odebrecht no fueron malas, fueron pésimas, tan malas que ordenamos la ocupación e incautación de los bienes de la compañía (…) les quitamos todas las obras, los expulsamos del país”, dijo.

Para Mera, habría sido “inoperante, inoficioso e ineficaz” que Odebrecht realice sobornos porque "el Gobierno expulsó a la compañía".

Una de las obras que Odebrecht realizó en el país fue la central hidroeléctrica San Francisco, inaugurada por el presidente Rafael Correa en junio del 2007. No obstante, tras siete meses de inaugurada se suspendieron las operaciones por fallas en las obras civiles y electromecánicas.

El Régimen acusó a la constructora de estafa y se iniciaron acciones para rescindir los contratos de cuatro proyectos públicos adjudicados.

Para octubre del 2008, mediante decreto, se declaró la emergencia en el sector eléctrico y se expulsó del país a los directivos de la multinacional.

A mediados del 2010, el Gobierno y la empresa acordaron un convenio de reparación técnica y una compensación económica de USD 20 millones.

Todos los juicios, ya sea por daños o presunción penal fueron eliminados y la Contraloría desvaneció ocho glosas.

Sobre esto el Secretario Jurídico confirmó que se realizó un arreglo durante este Gobierno con la compañía por ese tema. Dijo que se firmó en el 2010, aunque aclaró que fue por USD 40 millones. El acuerdo contemplaba que la firma ponga, a su costo, de nuevo en operación la central.

Añadió que en ese entonces “la defensa del país” la asumió el vicepresidente de la República, Jorge Glas, cuando era gerente de las empresas hidroeléctricas y ministro de los Sectores Estratégicos.

Finalmente, Mera dijo que actualmente el más grande contratante de Odebrecht no es el Estado, sino el Municipio de Quito, que ha tenido dos grandes contratos. “Yo no estoy acusando nada, no quiero que se mal interprete, pero nos sentimos muy tranquilos (como Gobierno). Que se investigue. Si hay algún pago, quien recibió la plata que se pudra en la cárcel”.

Mera dijo que solicitará a la Fiscalía una investigación exhaustiva sobre el caso y que si existiera algún funcionario comprometido "será sancionado con los rigores de ley".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (29)
No (6)