3 de mayo de 2017 15:25

Alexis Mera dice que Correa, y no Moreno, asumirá el costo político de la finalización de los tratados de inversión

Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia, habló sobre la denuncia de los Tratados Bilaterales de Inversión. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Alexis Mera, secretario jurídico de la Presidencia, habló sobre la denuncia de los Tratados Bilaterales de Inversión. Foto: Archivo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 1
Contento 14
Andrés Jaramillo

Alexis Mera, secretario Jurídico de la Presidencia de la República, se refirió este 3 de mayo del 2017 al proceso de denuncia de los Tratados Bilaterales de Inversión (TBI’s), para la finalización de convenios económicos bilaterales. Ecuador ha suscrito 30 de estos instrumentos, en varios gobiernos.

En la actualidad se apresta a terminar 16 que están pendientes (la tarde de este 3 de mayo la Asamblea denunció 12), en diferentes fases.

El Gobierno considera que las condiciones especiales de protección a los inversionistas -que incluyen esos tratados- no han sido beneficiosas para el país, en especial porque permiten que las controversias se resuelvan en tribunales internacionales, los cuales, según el Gobierno ecuatoriano, no han fallado con base en la justicia, sino en función de proteger los capitales privados.

La Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea, presidida por María Augusta Calle, es la encargada de dar seguimiento al tema en estos momentos.

La semana pasada (última de abril del 2017), la Asamblea convocó a los representantes de las embajadas acreditadas para informarles sobre el tema. Pero esa convocatoria fue vista como inoportuna, porque el canal oficial diplomático debió ser la Cancillería.

Alexis Mera, en diálogo con EL COMERCIO, dice cómo se tomaron esas decisiones:

¿Por qué se hace una denuncia general de los TBI’s y no selectiva, en función de cuál puede ser más o menos beneficioso para las partes?

No estamos en contra de los tratados de protección de inversiones. Estamos a favor de que existan tratados con todos los países que lo quieran. Lo que rechazamos es la existencia de tribunales arbitrales especiales y no es un tema de novelería de Ecuador. No puede un Estado someterse a tribunales espurios, que no tiene ningún tipo de responsabilidad. Los tribunales son clubes exclusivos de abogados internacionales, todos dependientes de las grandes petroleras. Tienen una carta abierta para defender los intereses de los grandes capitales. En el caso Chevron, por ejemplo, se aplicó retroactivamente el tratado para ayudar a la empresa. El problema de ciertos sectores de la derecha es que piensan que todavía somos colonia. Dicen que no es conveniente porque se va a alejar la inversión. Nosotros si queremos inversión. Vamos a considerar la denuncia pero ya estamos hablando con los países amigos para renegociar nuevos tratados. La mayor empresa que trae inversión al país es Claro, de inversión mexicana, y no tiene tratado. Entonces que no me digan que los tratados atrajeron inversión, porque la más grande compañía no tiene tratado.

¿Por qué denunciar todos los tratados y no solamente los que hagan falta?

Todos tienen ese régimen de aplicación de un tribunal especial. Los árbitros que se escogen han trabajado en estudios de petroleras y luego fallan a favor de estas.

En el campo diplomático, las denuncias suelen tomarse como una agresión para los países inversores, ¿qué efectos puede traer esto en la relación de Ecuador con el restos de naciones?

No es ninguna agresión. Necesitamos tomar una medida decisiva. Nosotros llevamos diez años diciéndoles a los países amigos renegociemos. Pero como les conviene a algunos prefieren dar largas. Ahora denunciamos y ahora sí se sentaron a negociar. Además, hay tratados, que son la mayoría, que incluyen una cláusula donde se señala que las inversiones están protegidas durante los próximos diez años. No va a afectar la inversión.

¿Por qué se optó por la vía de la Asamblea para llegar a los diplomáticos y no a la Cancillería, que era el canal diplomático idóneo?

La Asamblea está considerando la denuncia y la Cancillería se ha reunido con los embajadores para plantearles la situación y la renegociación.

¿Pero por qué se cita a los diplomáticos a la Asamblea y no a la Cancillería?

No estoy tan seguro de eso.

Se los llamó a la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea la semana pasada…

Todo lo que sea para explicar este tema es bueno.

¿Cuánto puede durar una renegociación con socios estratégicos como Estados Unidos, cuando la política del Presidente Donald Trump no es precisamente de apertura?

El Gobierno estadounidense está en contra de los tratados de libre comercio, no en contra de los tratados de protección de inversión. Estoy seguro que negociando con EE.UU., que es un Gobierno amigo, lo vamos a hacer pronto. Tenemos diez años, pero no nos vamos a demorar. Podemos hacerlo en un año o dos años. Las inversiones que lleguen estarán protegidas. No hay riesgo para la inversión extranjera. Pero hay cosas graves que han pasado. En el caso de la demanda de la petrolera Occidental, el tribunal dijo que Ecuador había cumplido la Ley y declaró que la petrolera la violó, al transferir sus acciones sin la autorización del Gobierno, pero que les había parecido muy duro. Ya no fue un tema de derecho. Esos tribunales son nefastos para el mundo. En todos los países están tratando de eliminarlos de los tratados. En Europa tampoco están de acuerdo.

Los tratados incluyen a tribunales internacionales porque se parte de la idea de que los nacionales pueden favorecer a cada país, ¿cuál puede ser la fórmula para que sea justo para ambas partes?

¿Qué pasa en derechos humanos? Una persona puede ir a demandar a la Corte Interamericana de Derechos Humanos cuando se agotan los recursos en Ecuador. No puede ir cualquiera a la Corte a decir mis derechos han sido violados. Igualmente podría darse que se resuelva bajo jurisdicción nacional y, en caso de que se considere una violación de derechos, que un tribunal internacional que tenga algún tipo de responsabilidad lo resuelva. Es podría ser una posibilidad para negociar.

¿Por qué no se renegoció primero los tratados, antes de dar paso a la denuncia?

Como tienen cláusulas de protección de 10 años de supervivencia y hay el riesgo de no querer llegar a un acuerdo, preferimos hacer la denuncia. En una situación en que ellos están en ventaja había la amenaza de mantener el status quo.

¿Cuál es la proyección de plazos para concretar las renegociaciones?

Hay que preguntarle al Gobierno entrante, pero estoy seguro que el presidente Lenín Moreno tratará de renegociar los tratados de forma inmediata.

¿Al retomar las denuncias a pocos días del cambio de mando no se pone en una posición incómoda al nuevo Presidente con los países e inversionistas?

Era mejor tomar decisiones difíciles incluso cuando ya nos vamos. Tenemos más posibilidad de enfrentar la situación. Fue para que el presidente Rafael Correa asuma el costo político. Él tiene la experiencia de 10 años de la mala experiencia con los tribunales.

¿El equipo para la renegociación lo conformará el Gobierno saliente o entrante?

Lo va a hacer el nuevo Gobierno.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (30)
No (2)