20 de agosto de 2016 09:43

Volkswagen paraliza producción del Golf por disputas con proveedores

En la foto, un Volkswagen Golf pasa delante de una planta de Volkswagen en Wolfsburgo. El contencioso jurídico latente entre el consorcio automovilístico alemán Volkswagen y varios suministradores de componentes ha afectado la producción en algunas planta

En la foto, un Volkswagen Golf pasa delante de una planta de Volkswagen en Wolfsburgo. El contencioso jurídico latente entre el consorcio automovilístico alemán Volkswagen y varios suministradores de componentes ha afectado la producción en algunas plantas del país, incluida la sede de Wolfsburgo, y se baraja la posibilidad de trabajar en régimen de jornada reducida, de persistir la situación. Foto: EFE

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 2
Contento 0
Agencia DPA
Wolfsburgo, Alemania

Una disputa con dos empresas suministradoras obligó esta sábado, 20 de agosto del 2016, al consorcio automovilístico alemán Volkswagen a detener su producción del modelo Golf en su planta matriz de Wolfsburgo, en el norte del país.

El automóvil, considerado la joya de la corona de la marca, no ha podido seguir montándonse debido a que faltan piezas que sus proveedores se niegan a distribuir. En concreto, se trataría de componentes para los motores del vehículo y de elementos necesarios para el revestimiento de asientos, según informó un portavoz de la empresa.

"A partir del lunes se suprimirán turnos de trabajo en la planta de Wolfsburgo", anunció el vocero. Asimismo, también avanzó que la producción de los modelos Golf y Passat en Zwickau (en el este de Alemania) comenzaría a ralentizarse a partir de la próxima semana y que se plantea hacer lo propio en otras dos plantas del país, la de Braunschweig y de Kassel.

En una notificación enviada a los empleados en su sede central de Wolfsburgo, el consorcio señaló que acordaría con el comité de empresa una jornada laboral reducida para todos los trabajadores afectados. En la actualidad, Volkswagen ya aplicó una jornada reducida a 7.500 empleados del centro de producción de Emden, en el noroeste del país, donde se fabrica el modelo Passat.

La razón de estos parones parciales se explica por un conflicto que el consorcio mantiene con dos empresas proveedoras, a las que se ha enfrentado en los tribunales. "Trabajamos para llegar a un acuerdo", aseguran desde la compañía automovilística mientras que sus distribuidores aseguran que la culpa de lo ocurrido la tiene Volkswagen. El fabricante alemán espera poder retomar la fabricación del Golf el próximo sábado día 27 de agosto.​

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)