6 de octubre de 2015 10:44

Nuevo presidente de Volkswagen prepara al personal para tiempos difíciles

Matthias Mueller es el nuevo CEO de Volkswagen, y que deberá afrontar el escándalo de falsificación. Foto: AFP

Matthias Mueller es el nuevo CEO de Volkswagen, y que deberá afrontar el escándalo de falsificación. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 4
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 4
Contento 0
Agencia AFP

El nuevo presidente de Volkswagen anunció este martes 6 de octubre ante el personal que los fondos previstos para enfrentar el escándalo de los coches trucados son insuficientes y que el gigante automovilístico alemán deberá revisar todos sus proyectos de inversión.

“Las consecuencias comerciales y financieras [de la crisis] son impredecibles. Pero una cosa es cierta: el costo será grande. Potencialmente muy grande”, afirmó el directivo, Matthias Müller, ante 20 000 trabajadores en la sede del grupo en Wolfsburgo (norte de Alemania).

El ejecutivo, nombrado hace diez días en reemplazo de Martin Winterkorn, obligado a renunciar por la crisis, prometió sin embargo hacer lo posible para evitar despidos en el grupo Volkswagen (VW), que engloba doce marcas de automóviles y emplea a casi 600 000 operarios en todo el mundo.

La crisis estalló el mes pasado, cuando se reveló que Volkswagen había colocado un dispositivo de falsificación de resultados de emisiones contaminantes en coches diésel de diversas marcas.

La compañía admitió luego haber instalado esos software en 11 millones de vehículos y anunció una provisión de 6 500 millones de euros (7 300 millones de dólares) para enfrentar los costes del escándalo.

Müller precisó que esa suma “incluye el costo estimado para reparar los vehículos” manipulados, pero que “será insuficiente".

“Tenemos que prepararnos para hacer frente a sanciones significativas. Cualquiera podrá usar estos hechos para reclamar daños y perjuicios a Volkswagen”, agregó.

Tan solo en Estados Unidos, VW enfrenta multas por 18 000 millones de dólares (20 200 millones de euros).

Müller, que hasta su nombramiento a la cabeza de VW dirigía Porsche, una de sus marcas, anunció que la firma estaba revisando en consecuencia todos sus proyectos de inversión.

La empresa preveía invertir 86 000 millones de euros durante los próximos cinco años, según un plan revelado en noviembre pasado.

“Estamos revisando todos nuestros planes de inversiones una vez más. Todo lo que no sea absolutamente necesario en lo inmediato será descartado o pospuesto”, afirmó.

“Cada euro que quede en la compañía nos ayudará”, agregó.

Evitar despidos

El nuevo patrón de VW prometió sin embargo hacer todo lo posible para evitar despidos en las cerca de 100 fábricas de VW, que emplean a unas 600 000 personas en todo el mundo.

“Desconocemos cuál será el impacto de la crisis, pero lucharemos para que sea lo menor posible. Y pondremos todo nuestro empeño para conservar a nuestros empleados en la empresa”, agregó.

La empresa indicó este martes que de los 11 millones de vehículos trucados, ocho millones se vendieron en la Unión Europea.

Reportes anteriores detallaban que 2,8 millones se vendieron en Alemania, 1,2 millones en el Reino Unido, casi un millón en Francia, unos 700 000 en España y 650 000 en Italia.

Los coches de marca Volkswagen son las más afectados por el escándalo, con cinco millones de coches trucados, aunque también la alemana Audi, la española Seat y la checa Skoda instalaron el software fraudulento.

VW deberá presentar el miércoles a las autoridades alemanas un plan detallado para reparar los coches trucados de acuerdo con las normativas europeas de emisiones contaminantes.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (2)