18 de March de 2010 00:00

Alemania pide que se aclaren denuncias

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Berlín, Vaticano. ANSA, AFP

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo ayer que los abusos sexuales pedófilos son “un crimen abominable” y un fenómeno que embiste no solo a la Iglesia Católica, sino a toda la sociedad.

Según la Mandataria, la primera prioridad para enfrentarlos consiste en “aclarar las cosas y establecer la verdad de lo que ha sucedido”. 

En un discurso ante el Bundestag (Cámara Baja del Parlamento de Berlín), Merkel, democristiana y luterana, tomó distancia de las objeciones de su ministra de Justicia, Sabine Leutheusser, liberal y laicista, apoyando las medidas adoptadas por la Conferencia Episcopal alemana para responder a la crisis desatada por las revelaciones de los numerosos abusos contra los niños.

Desde el Vaticano, en cambio, el papa Benedicto XVI anunció ayer  que firmará el viernes una Carta Pastoral dirigida a los católicos de Irlanda tras los escándalos generados por los abusos sexuales a niños cometidos por curas católicos.

El anuncio fue hecho por el mismo pontífice en inglés durante la audiencia general en la plaza de San Pedro en el Vaticano. “Como saben, en los últimos meses la iglesia de Irlanda ha sido sacudida por una crisis debido a los abusos cometidos con niños”, dijo el Papa dirigiéndose a los peregrinos. 

Según la iglesia católica de Irlanda, más de 100 sacerdotes y miembros de órdenes religiosas  de Dublín han sido acusados de abusos sexuales a niños y adolescentes desde 1940.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)