1 de May de 2010 00:00

Alemania Federal ganó la Copa del Mundial de 1974

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

La décima edición de la Copa del Mundo se disputó en Alemania Federal entre el 13 de junio y el 7 de julio de 1974. Cuatro selecciones debutaron en la Copa Mundial: Australia, Alemania Democrática, Haití, Zaire. Las tres últimas selecciones nunca más han vuelto ha participar en una fase final de un Mundial.

Desde el inicio del torneo, que comenzó su andadura el 13 de junio, precedido por la elección del brasileño Joao Havelange como presidente de la FIFA, las máximas apuestas apuntaban a que el nuevo trofeo (Copa de la FIFA) quedaría en Europa.

Los europeos habían presentado un trío de candidatos de categoría: la República Federal de Alemania, que era la vigente campeona continental; la ‘Naranja Mecánica’, liderada por Johan Cruyff, y Polonia, que resultó la sorpresa de la fase previa al eliminar a Inglaterra, dejándola por vez primera fuera de una fase final desde que en 1950 disputara su primer Mundial, en Brasil.

América solo contaba con un Brasil que ni siquiera era el recuerdo de hace cuatro años atrás. Iniciada la primera ronda, la R.F. Alemania pasó como segunda de su grupo, detrás de Alemania Democrática, con la cual irónicamente perdió (0-1), lo que le valió para no enfrentarse con Brasil, Argentina y Holanda en la siguiente fase. En el grupo 2, Yugoslavia, Brasil y Escocia terminaron igualados en puntos, pero los dos primeros avanzaron a la segunda ronda. Mientras, por el 3, Holanda mostraba su superioridad al derrotar a uruguayos y búlgaros e igualar con Suecia. Para los suecos la victoria (3-0) ante los sudamericanos representó continuar en la lid.

En el último grupo, las cosas para Polonia resultaron sencillas, al tiempo que Argentina dejaba fuera a Italia por gol diferencia.

Ya en la segunda fase, Holanda siguió mostrando su arte al mundo. Goleada ante los argentinos (4-0), y victorias frente a Alemania Democrática y Brasil (2-0), le aseguraron estar en la final.

La R.F. Alemania se impuso 1-0 a Polonia, con gol de Muller. En la final debían enfrentarse los anfitriones con la ‘Naranja Mecánica’.

La gran final del 7 de julio 

 

El 7 de julio de 1974,  en el estadio Olímpico de Múnich y ante 80 000 personas, Alemania enfrentaba a la mejor máquina que se hubiera inventado para jugar al fútbol. Muy temprano en el marcador, cuando ni siquiera había tocado el balón ningún jugador alemán, Cruyff  fue derribado en el área por Taylor, el colegiado inglés, señaló el penalti que transformó Neeskens al minuto de juego.

Todo indicaba que Holanda era muy superior, cometieron el error de confiarse. Una falta en el área de Jansen a Holzenbein fue transformada por Breitner para la igualada.

A solo dos minutos para el descanso, Muller aprovechó para marcar el definitivo (2-1). Alemania volvía a ser campeona del mundo 20 años después.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)