25 de noviembre de 2015 10:51

¿Cuándo se puede alegar legítima defensa?

Dos policías patrullan cerca de la casa en la que un hombre murió por supuestamente ingresar al una casa a intentar robar. Foto: EL COMERCIO

Dos policías patrullan una vivienda donde un hombre murió por supuestamente al ingresar para intentar robar. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 40
Triste 9
Indiferente 3
Sorprendido 11
Contento 84
Sara Ortiz

La muerte de un intruso aparentemente armado en el interior de una casa, porque forcejeó con el dueño del inmueble, desató un debate en las redes sociales.

¿Actuó en legítima defensa Luis, el dueño de casa que supuestamente disparó a quien ingresó de madrugada a su casa? preguntó alguien. “¡Correcto! Pero ya han de salir los abogados del diablo a defender los derechos de los choros (ladrones)...”, respondió un usuario de Facebook en el 'fan page' de EL COMERCIO.

Otro escribió: “Acción propia de un hombre que protege a su familia, debería ser premiado, no huir por defender a sus seres amados y a su patrimonio ganado trabajando día a día”.

Según la Dinased, el dueño de casa escuchó ruidos cerca de las 03:30 en el piso superior de su vivienda, ubicada en Carcelén, en el norte de Quito. En el segundo piso se habría encontrado con un sospechoso y forcejeó con éste. Logró quitarle el arma de fuego y disparó contra otro hombre, quien se había metido a su casa por el techo.

Un hombre falleció al intentar ingresar a una casa en el norte de Quito. El dueño de la vivienda disparó al extraño. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Un hombre falleció al intentar ingresar a una casa en el norte de Quito. El dueño de la vivienda disparó al extraño. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

La polémica se calentó entre cientos de usuarios, quienes habían compartido más de 369 veces la información por las redes sociales.

Pero más allá de los comentarios, en el Código Orgánico Integral Penal (COIP) existe la legítima defensa como una figura legal que puede ser usada para extinguir un proceso penal. Es decir para que el caso no se juzge.

Farith Simon, académico del área de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco de Quito, explica que la legítima defensa es una circunstancia que implica la reacción natural de una persona ante una agresión o amenaza real e inminente, que pone en peligro su vida o la de terceros. “Hay que analizar caso por caso para conocer si los medios fueron proporcionales e idóneos a la amenaza. Es decir, si en efecto hubo legítima defensa, si la persona estuvo ante una amenaza real. Pero solo un juez es quien determina la legítima defensa”, aclara el jurista.

El COIP, en el artículo 33, define tres factores para que exista la legítima defensa:

1. Agresión actual e ilegítima.

2. Necesidad racional de la defensa.

3. Falta de provocación suficiente por parte de quien actúa en defensa.

Simon detalla que los jueces que conocen casos en donde se alegue legítima defensa deben además analizar si hubo esa figura legal u otra denominada “exceso de legítima defensa”. Por ejemplo, cuando una persona amenaza a otra con puños y esta responde con un disparo y lo mata. “La reacción debe ser proporcional a la amenaza”, sentencia el jurista.

En Facebook, otro usuario decía: “Ojalá que ese señor regrese a su casa tranquilo. Porque sería el colmo que vaya preso por defender su hogar”. Se refería al hecho de que el dueño de la vivienda huyó luego de la muerte del sospechoso.

Aunque en el mismo COIP señala que la prisión preventiva es el último recurso y que antes de aplicarla los jueces deben valorar si la persona procesada es un peligro para la sociedad, si tiene arraigo social, familiar o laboral, si hay peligro de fuga... “Pero lastimosamente los jueces, por miedo a las sanciones, por presión del Gobierno y de los medios de comunicación cuando hay un caso que genera interés, aplican la prisión preventiva no de forma excepcional sino como una norma general”, criticó Simon.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (121)
No (16)