26 de junio del 2015 00:00

Alcaldía e Iglesia piden ampliar el feriado

Fachadas Papa

La fachada de la casa, ubicada en la Guayaquil y Espejo, fue pintada. Foto: Jenny Navarro / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 68
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 10
Mayra Pacheco, Carolina Enríquez y
Valeria Heredia 
Redactoras (I)

Los cierres vehiculares, la suspensión de dos horas en las operaciones aéreas, la ampliación del pico y placa, la modificación de las rutas de transporte público, a propósito de la visita del papa Francisco, alterarán las rutinas de los habitantes de Quito, Tumbaco y El Quinche, entre el 5 y 8 de julio.

En esos días se calcula que 1,8 millones de personas asistirán a los eventos religiosos programados por la llegada del Pontífice. La mayoría de actividades se realizará el 6 y 7 de julio.

Por las complicaciones que se pudieran presentar esos días, a causa de las restricciones vehiculares, el martes 23 de junio, el alcalde Mauricio Rodas pidió al Gobierno Nacional que extendiera el feriado desde el 6 de julio. Inicialmente, el cese de las actividades solo está previsto, en la capital, para el martes 7, día de la misa papal. La Conferencia Episcopal (CEE)se sumó a este pedido ya que “facilitaría la movilización de los peregrinos”.

Hasta ayer, según la Alcaldía, no hubo una respuesta. Por su parte, Henry Yandún, presidente de la Cámara de la Industria de la Construcción, consideró que más que extender el feriado se deberían modificar los horarios de ingreso para que los trabajadores puedan cumplir con su jornada.

Carlos Rivadeneira, propietario de tres compañías vinculadas con el sector textil, metalmecánico y de hotelería, mencionó que en sus empresas no trabajarán el lunes ni martes. El personal administrativo descontará esos días de sus vacaciones, mientras que los demás recuperarán ambas jornadas los dos sábados siguientes. En total son 500 empleados.

“La ciudad va a estar casi paralizada. La movilización es clave en nuestras actividades. Además, hay que respetar la espiritualidad de los trabajadores. Ellos tomaron esta decisión”, dijo Rivadeneira.

Fernando Ayala, quien labora en actividades de construcción, explicó que el martes 7 él y su personal (80 integrantes) no trabajarán. El día será recuperado el 11 de julio.

En Pacific Bouquet, ubicada en Tababela, cerca del aeropuerto, se resolvió algo distinto. Pablo Viteri, propietario, señaló que los 50 trabajadores acudirán normalmente a la floricultora, porque no tendrán afectaciones para movilizarse. La gente vive cerca.

En ProHogar, que ofrece servicio doméstico no permanente en hogares, se laborará también normalmente. César Vinueza, coordinador financiero de la empresa ubicada en La Kennedy, indicó que aún no se ha tomado ninguna decisión.

Durante la visita del Pontífice se aplicarán siete restricciones vehiculares: en la Nunciatura Apostólica, el Centro Histórico, en el Parque Bicentenario, en la Universidad Católica, en el asilo Hermanas de la Caridad Madre Teresa Calcuta -en Tumbaco- y en El Quinche.

Las medidas empezarán desde el 4 de julio. Los tres últimos cierres se ejecutarán por tiempos más cortos (ver infografía).
El acto multitudinario será en el Parque Bicentenario, el martes 7, a las 10:30. Ahí se celebrará una misa campal. Ese día será feriado para el sector público en Pichincha y otras 13 provincias. Para los privados, la medida deberá ser considerada por los empleadores.

A propósito de la llegada del Sumo Pontífice, se prevé que alrededor de 1 000 buses ingresarán desde provincias y países vecinos. El Ministerio del Interior informó que se reforzarán los controles migratorios.

El ornato mejora

En diferentes sectores del Distrito Metropolitano, los moradores realizan pintan fachadas, limpieza de vías, veredas y otros espacios públicos.

En total, hasta el miércoles, 56 casonas fueron intervenidas en las calles Guayaquil, Cuenca, Bolívar, Sucre, Chile y La Ronda, según datos de Quito Turismo. Una de ellas fue la vivienda esquinera del pasaje Espejo. 10 trabajadores pintaron las paredes, las marquesinas y el resto de la infraestructura.

Johnny Núñez, propietario de uno de los locales comerciales, comentó que es positiva esta intervención, porque se muestra una cara diferente de la ciudad. En su caso, él colaboró con la contratación de una grúa para que los trabajadores alcancen los pisos más altos de la vivienda; invirtió USD 1 000.

Lo mismo dijo María Dolores Cassis, otra comerciante. Para ella, es importante que se realicen estas acciones para que mejore la imagen de la urbe. Pese a ello, destacó que los vecinos y negociantes limpian a las aceras y parte de la calzada, a diario. “Un buen ciudadano debe mantener los espacios limpios y bien cuidados para incentivar el turismo”.

En los valles se hicieron también arreglos en las fachadas. Siete predios se intervinieron en Tumbaco y 33 en El Quinche. Estas dos parroquias están en la agenda del Papa.

Para mañana está programada hacer una limpieza general en toda la ciudad. A partir de las 07:00 los moradores de los distintos sectores deberán limpiar el frente de la casa, los espacios públicos. Se contará con el apoyo de las empresas municipales. Para mayor información se puede llamar al 1800 456 789.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (1)