15 de agosto de 2016 15:47

Alcalde de Cuenca pidió suspensión de obras en el proyecto minero Río Blanco

Plantón de la Federación de Organizaciones Indígenas y Campesinas de Azuay en contra del proyecto minero Río Blanco. Se ubicaron en los exteriores de la Alcaldía de Cuenca. Fotos Giovanni Astudillo / EL COMERCIO

Plantón de la Federación de Organizaciones Indígenas y Campesinas de Azuay en contra del proyecto minero Río Blanco. Se ubicaron en los exteriores de la Alcaldía de Cuenca. Fotos Giovanni Astudillo / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 7
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 6
Giovany Astudillo

El inicio de la construcción de la mina del proyecto Río Blanco, ubicado en la zona costanera de Azuay, generó polémica en Cuenca. En dos años se tiene previsto que inicie la extracción de oro y plata, en la parroquia cuencana de Molleturo.

El alcalde de Cuenca, Marcelo Cabrera, ratificó este lunes 15 de agosto de 2016 que mantiene su posición de insistir al Gobierno que suspenda cualquier actividad minera extractiva, “mientras no se cuente con los resultados de los estudios técnicos y científicos imparciales, que las universidades desarrollan. Solo ello nos puede garantizar que no se afecten las fuentes de aguas”.

Cabrera señaló que a finales de este mes cerrarán el acuerdo con la Universidad de Cuenca para iniciar los estudios de geológicos, hidrogeológicos…, en la zona de Río Blanco. Ya tiene un acuerdo con la Universidad del Azuay. El prevé que los resultados de los estudios de estos centros académicos estarán listos en seis meses. La inversión será de USD 2,1 millones.

Cabrera dijo que el tema será analizado en el Concejo Cantonal de Cuenca. No fijó una fecha. Su objetivo es que esta instancia resuelva sobre las acciones bajo el principio de precaución ambiental, que establece la Constitución.

Para Cabrera, los estudios dirán con si la explotación minera es justificable y “que garanticen que nuestro principal recurso, el agua, no se afecte… Si nos preocupa que el agua que utilizamos los cuencanos pueda ser afectada por la explotación minera”.

Este lunes 15 de agosto, nueve concejales cuencanos publicaron un comunicado en el que se pide la suspensión de las actividades mineras.

El Alcalde cuencano dijo que tiene claro las competencias del Gobierno con relación a la minería, pero “nosotros tenemos la competencia del uso del suelo”.

Al respecto, la vicealcaldesa de Cuenca, Ruth Caldas, explicó que el Municipio no ha autorizado la construcción de vías y el campamento del proyecto y debe hacerlo porque tiene la competencia del uso del suelo, como establece la Constitución. El tema será analizado en el Concejo Cantonal.

Ella recordó que en el 2011 el Concejo ya hizo un exhorto dirigido al Presidente de la República para que se suspenden las actividades mineras en el cantón Cuenca sino se contaban con los estudios técnicos que garanticen la calidad del agua y el suelo. “No hemos tenido ninguna notificación”.

Este lunes 15 de agosto, los representantes del Movimiento Participa del prefecto de Azuay, Paúl Carrasco, también se pronunciaron en contra de este proyecto minero. La viceprefecta María Cecilia Alvarado rechazó el inicio de la construcción de la mina.

Los miembros de la Federación de Organizaciones Indígenas y Campesinas de Azuay (FOA) tuvieron una posición similar. Sus miembros hicieron un plantó en los exteriores de la Alcaldía de Cuenca, la mañana de este lunes 15 de agosto de 2016.

Estas reacciones se dieron luego que el jueves 11 de agosto se inauguró la construcción de la mina del proyecto, que entregará 611 000 onzas de oro y 4,3 millones de onzas de plata, durante 11 años. Al acto asistió el vicepresidente Jorge Glas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (4)
No (0)