12 de January de 2010 00:00

En un albergue se puede adoptar canes y gatos abandonados

valore
Descrición
Indignado 2
Triste 16
Indiferente 1
Sorprendido 7
Contento 17

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

Un fuerte olor a comida de perros y a pelaje mojado se siente desde el momento que se abre la puerta de la casa donde funciona  Protección Animal Ecuador(PAE). En el lugar, cerca de 30 cachorros y 50 gatos permanecen en espera de ser adoptados por una familia.

Los animales que llegan hasta este lugar son rescatados de las calles, basureros, quebradas y de hogares, donde han sido maltratados. Cachorros desde los dos meses de edad y perros adultos de hasta 10  ó 12 años llegan  a esta fundación, la cual busca el bienestar de los animales y trabaja en todo el Distrito.

La ayuda
Entre julio y   diciembre del año anterior se adoptaron 296 perros entre machos y hembras de diferentes edades.   Las hembras son más abandonas que los machos.
Para adoptar un   can  puede llamar al 3319 522 y elegir entre un cachorro o un perro adulto.
Además de las  adopciones puede ayudar con voluntariado o donaciones de comida para cachorro en la institución.

Ayer,  una perra que fue atropellada en el sector de la Mena 2 fue llevada al sitio.  Los rescatistas de PAE acudieron al lugar del accidente,  luego de recibir una llamada de auxilio de un vecino. Cuando la perra fue trasladada a las instalaciones de la organización,  en la Ulloa y Rumipamba en el norte de la urbe, se encontraba en muy mal estado y  al parecer no podía caminar. Según María Clara Ordóñez, directora de Bienestar Animal de PAE, cuando la condición de los animales accidentados es muy mala se aplica la eutanasia. 

Esta clase de casos se repiten a diario en la ciudad. En las vías rápidas del Distrito es común ver a perros atropellados. A lo largo de la Panamericana Norte y Sur, este escenario es frecuente por la rapidez con la que circulan vehículos por estos sectores.

Pero esta institución no solo recibe animales accidentados. A diario se registran entre 10  y 12 perros y gatos en situación de abandono y otros son rescatados gracias a las denuncias que hacen los ciudadanos.

Los perros y gatos que ingresan a este centro tienen 120 días para ser adoptados. Si en ese tiempo no han conseguido una familia deben morir.

Por esta razón,  Ordóñez ve necesaria la participación de las personas. “Estos animales se adaptan con mucha facilidad a las familias ya que buscan cariño desesperadamente”.

Para adoptar un perro o gato se debe llenar un formulario, si este es aprobado la mascota podrá ir a su nuevo hogar en aproximadamente 48 horas.

Dolores Cruz es estudiante de la Diseño Gráfico y tiene 21 años. Ella escuchó sobre la adopción canina y quiere ser parte de esta ayuda. “Llevar uno de estos animales a la casa es como adoptar un niño   porque necesita el mismo cuidado y hasta mayor atención”.

Pero no solo este centro funciona como refugio de mascotas. En Tanda, vía a Cumbayá, existen también 70 perros de razas grandes y de edades adultas. Estos canes  están en espera de un nuevo hogar.

Además de cuidar  animales maltratados y abandonados, en el lugar también funciona una clínica veterinaria, cuyos precios son económicos. Ahí se realizan todo tipo de operaciones, desde esterilizaciones y castraciones, para evitar la reproducción canina hasta operaciones de cadera. Si una persona no cuenta con el dinero necesario, PAE aplica el canje por trabajo, artículos para vender o ayuda.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (55)
No (7)