15 de mayo de 2016 16:35

Albergados en Mompiche caminan sobre un suelo enlodado

Las familias del alberge de Mompiche conviven en medio de un ambiente insalubre. Foto: Juan Carlos Pérez para El Comercio

Las familias del alberge de Mompiche conviven en medio de un ambiente insalubre. Foto: Juan Carlos Pérez para El Comercio

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 11
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Bolívar Velasco

En el albergue que se adecuó para las familias damnificadas por el terremoto en  Mompiche, cantón Muisne, en la Costa del Ecuador, el temporal empeora la condición de los albergados. El piso sobre el que se instalaron las carpas, que es de tierra, se transformó en una extensa capa de lodo que complica la movilidad.

Hace 29 días de ocurrido el movimiento telúrico, 165 personas que perdieron sus casas y pertenencias, se trasladaron hacia ese sitio con la esperanza de recibir ayuda y así atenuar sus pérdidas materiales y la situación económica.

Los compartimientos elaborados con caña y trozos de plásticos negros llenan de agua cuando llueve y cuando cesan las precipitaciones los mosquitos se convierten en su peor enemigo. Así lo cuenta Santos Loor, representante de los albergados. Afirma que, con la ayuda de los demás, levantaron el refugio con sus propios esfuerzos y para ello utilizaron los materiales que quedaron a medio servir en sus viviendas que se perdieron en el sector Nueva Generación.

Nicolás Carreño, médico de Mompiche, dice que los niños ya empiezan a presentar granos en la piel y problemas estomacales producto de las condiciones insalubres en las que viven. Además en ese sitio hay dos mujeres en estado de gestación que de seguir en el albergue podrían presentar complicaciones.

"Es necesario que de manera urgente les atiendan a estas personas o los lleven a otros albergues donde hay atención adecuada", recomendó el doctor. Loor agrega que por eso necesitan agua, víveres, ropa y el traslado inmediato a otro lugar.

"Hemos sido atendidos por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES), pero dentro de las posibilidades que ellos tienen. Eso no es suficiente porque aquí lo único que tenemos es arroz y atún".

Durante el terremoto del 16 de abril pasado, en Muisne se afectaron más del 50% de las viviendas (803) y 17 000 personas evacuaron de la isla por temor a un posible tsunami. De ellos, solo 5 000 personas fueron a los albergues que instaló el MIES con ayuda de organismos internacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)