8 de abril de 2016 00:00

Ajustes a la reforma tributaria y un giro en dinero electrónico

La Comisión de lo Económico de la Asamblea tramita el proyecto de reforma tributaria. Foto: Alfredo Lagla  / EL COMERCIO

La Comisión de lo Económico de la Asamblea tramita el proyecto de reforma tributaria. Foto: Alfredo Lagla / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 112
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 29
Carolina Enríquez y
Pedro Maldonado  (I)

El Gobierno cambió su posición respecto al manejo del sistema de dinero electrónico, que hoy es administrado por el Banco Central del Ecuador.

Ayer (7 de abril), el ministro coordinador de la Política Económica y titular de la Junta Política de Regulación Monetaria, Patricio Rivera, informó que el Régimen está en conversaciones con el sector privado para que se encargue de la administración del sistema del dinero electrónico. Así lo dijo en una entrevista con Ecuavisa.

“Sepan ustedes que el Gobierno Nacional en este momento se encuentra conversando con actores privados nacionales e internacionales para que los actores que quieran, respetando las reglas que hemos implementado dentro del esquema de dinero electrónico, puedan administrar el sistema, tal como funciona en otros países”.

Rivera agregó que se ha tratado de vender la idea, por parte de políticos opositores, que algo raro o extraño existe sobre este tema. Por eso el funcionario insistió en que existen diálogos con el sector privado: “no tenemos ningún problema, es más, estaremos gustosos de que así sea”.

Las declaraciones de Rivera llegan luego de que el presidente de la República, Rafael Correa, criticara el martes pasado a los opositores del sistema. “Resulta que el sistema no es malo, el problema es que no lo tienen los bancos como negocio”, señaló.

El presidente de la Asociación de Bancos Privados del Ecuador, Julio José Prado, confirmó que existen conversaciones con el Gobierno para ver opciones sobre el manejo del dinero electrónico, y que se llevarán a cabo si hay garantías para llevarlo a efecto.

Este cambio de posición del Gobierno también llega en medio del análisis del proyecto de Ley Orgánica para el Equilibrio de las Finanzas Públicas. Esta nueva reforma tributaria que se discute en la Comisión de lo Económico de la Asamblea plantea aumentos en el impuesto a los consumos especiales (ICE) para cigarrillos, cerveza, bebidas alcohólicas y gaseosas. También, plantea la devolución de dos puntos del IVA cuando el consumidor pague con dinero electrónico.

La Comisión de lo Económico realizó este jueves ajustes al articulado sobre cervezas artesanales y bebidas azucaradas.


Ayer, con la presencia de representantes del Servicio de Rentas Internas (SRI), incluida la subdirectora Paola Hidalgo, los legisladores trabajaron en los ajustes desde las 08:00. Un primer cambio fue sacar a las cervezas artesanales del articulado, que gravaba también a las cervezas industriales.

Una funcionaria del SRI llamó la atención a la Comisión porque las cervezas artesanales debían estar incluidas en alguna categoría. Al final se las colocó en “el resto de licores”, lo que significa que seguirán pagando USD 7,24 por litro de alcohol puro.

Cerca de las 14:00 se hicieron públicas nuevas propuestas. Según la oficialista Ximena Peña, se gravarán con USD 0,25 por litro a todas las bebidas azucaradas, excepto las que tengan el 50% o más de pulpa de frutas, así como las lácteas y sus derivadas.

Rosana Alvarado (AP) explicó que se gravará cuando las bebidas superen los 25 gramos de azúcar.

En la tarde, el análisis se centró en el monto de dinero que las personas pueden sacar al exterior. Se acogió la propuesta de Vethowen Chica, de Alianza País, quien planteó un salario básico adicional por cada hijo menor de edad que viaje. La propuesta original era exonerar del impuesto a la salida de divisas hasta tres salarios básicos (USD 1 098).

Tras suspenderse la sesión, Virgilio Hernández, presidente de la Comisión, indicó que se incorporaron más cambios.

Así, la devolución del IVA en tarjetas de crédito será de un punto, pero solo para compras hasta USD 5 000 mensuales. Además, se eliminan las multas si la autoridad tributaria se equivoca devolviendo el IVA en los casos que no aplicare.

Asimismo, no se gravarán a las pensiones jubilares el Impuesto a la Renta (IR). Las personas de más de 65 años que ganen (rentas a parte de la pensión) hasta USD 3 000 no pagarán IR. En el caso de las personas con discapacidad será de hasta USD 4 000 la excepción para no cancelar IR.

También confirmó el alza de USD 0,02 para el gravamen de los cigarrillos y lo referente al alza del ICE para las bebidas azucaradas (con sus exclusiones).

Se incluyó, además, un trato preferencial para los productores de aguardiente de Cotopaxi. No pagarán el ICE si el precio ex fábrica es de USD 4,28 sino de USD 8,56.

Se acogió una preocupación de la Cámara de la Construcción de Guayaquil como remisión tributaria cuando el Estado no les haya pagado a los proveedores desde enero del 2015. Lo propio en materia de seguridad social.

La reforma busca mejorar las cifras fiscales, las cuales están siendo evaluadas en estos días por una misión del Fondo Monetario Internacional (FMI). El Ministerio de Finanzas confirmó ayer que una delegación del FMI se encuentra en Quito para mantener reuniones con representantes de los sectores público y privado.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (14)