18 de agosto de 2017 11:22

Ajuste al presupuesto del 2017, por reparación de la Refinería Esmeraldas

El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, explicó que será necesaria una intervención en la Refinería Esmeraldas. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

El ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, explicó que será necesaria una intervención en la Refinería Esmeraldas. Foto: Juan Carlos Pérez para EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Carolina Enríquez

Un ajuste al presupuesto del 2017 será inevitable debido a los gatos adicionales que demandará el arreglo de la Refinería Esmeraldas.

El ministro de Finanzas, Carlos de la Torre, tras su comparecencia a la Comisión de Régimen Económico de la Asamblea Nacional, por el tema de la Pro forma 2017, se refirió el jueves 17 de agosto del 2017 a este tema. Sin embargo, dijo que cualquier ajuste que se realice al presupuesto estatal se hará luego de la aprobación de la Pro forma 2017, pues ya está cerrado lo que va a tratarse en el Legislativo.


El anuncio surgió dos días después de que el ministro de Hidrocarburos, Carlos Pérez, explicara que será necesaria una intervención en el complejo, porque se identificaron al menos seis daños en diferentes áreas del mismo.

El Gobierno prevé una para de 45 días, lo que implicaría una baja en la producción de derivados. Si sucede ese escenario, dijo De la Torre, se tendría que hacer el ajuste porque habría que “cubrir la caída con importaciones de derivados”.

Aunque no se tiene la cifra de cuánto significarán estos gastos adicionales, considera que no será un egreso importante.
Pero las autoridades energéticas adelantaron que la reparación ascendería a USD 400 millones, únicamente en la Unidad de Fraccionamiento de Craqueo Catalítico (FCC).

Estos gastos se incorporarían en el presupuesto, en el rubro de otros egresos fiscales.

El ministro De la Torre explicó que dentro de la Pro forma no está contemplado el gasto para la reparación y que “seguramente en los próximos­ años se establecerán los mecanismos financieros para dar solución a este problema”.

El impacto de esta situación, sin embargo, será a corto plazo, lo que tendrá como consecuencia el incremento del déficit, que alcanza USD 4 700 millones en la Pro forma.

Jaime Carrera, secretario del Observatorio de la Política Fiscal, sostiene que este rubro puede aumentar en unos USD 3 000 millones más por una sobreestimación de los ingresos tributarios y petroleros. Además, hay gastos que no constan en el documento, entre los que están los pagos que debe realizar al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS).

El jueves, De la Torre explicó que el Ministerio reconoce que existe una deuda del Estado con la entidad, pero que se debe trabajar para cuantificar y establecer mecanismos de pago. Una vez que se tenga el monto, se incluirá dicho valor en la Pro forma, así como las vías para cubrir esa obligación.

Este fue uno de los temas de preocupación de legisladores como Wilma Andrade (Izquierda Democrática); mientras que para Mae Montaño (Creo), es importante definir si se trata de una Pro forma cuyos ingresos se encuentran sobredimensionados.

Para Carrera, es irreal que el Fisco alcance la meta de ingresos por impuestos por USD 14 760 millones, debido a que mensualmente, en promedio, solo se recaudan USD cerca de 1 000 millones. Habiéndose recaudado hasta julio USD 7 809 millones, hasta finales de año no se cumpliría el objetivo.

Sin embargo, el jueves el director del Servicio de Rentas Internas (SRI), Leonardo Orlando, indicó que esa meta es factible de cumplir porque el monto por impuestos incluye también las recaudaciones que realiza la Aduana del Ecuador.

El monto que espera obtener el SRI en este año alcanza USD 13 175 millones, mientras que Aduana espera USD 1 591 millones. Este año, sin embargo, impactará en las recaudaciones la reducción de la tasa del impuesto al valor agregado (IVA) del 14% al 12% y la eliminación de las salvaguardias.

Menos inversión pública

Las inversiones del Estado, en un período de cuatro años, irán bajando paulatinamente, explicó ayer la gerenta General del Banco Central (BCE), Verónica Artola. En ese lapso, el monto pasará de USD 10 000 millones a 8 000 millones. “Hay un ajuste en la inversión pública por parte del Gobierno, ya que estamos apuntando a la corresponsabilidad del sector privado para que genere inversión”.

De hecho, los datos del BCE muestran que entre el 2017 y el 2020, las inversiones privadas pasarán de USD 12 000 millones a 17 000 millones.

El Régimen proyecta que el crecimiento se produzca gracias a los sectores construcción y minas. En el primero está el proyecto Casa para Todos.

En contexto

El análisis de la Pro forma continuará el próximo lunes,con la segunda comparecencia de las autoridades del Ministerio de Finanzas. La Comisión prevé votar el informe sobre el documento el 25 de agosto -antes del vencimiento del plazo- en Portoviejo (Manabí).

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)