20 de octubre de 2015 16:50

Air France y víctimas cuestionan investigación sobre accidente de vuelo 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

Más de un año después del fin de la investigación sobre el accidente del vuelo Río-París en 2009, la justicia francesa examinará el miércoles 21 de octubre demandas de Air France y de familias de víctimas, que cuestionan varios aspectos de la misma, con una batalla entre la compañía aérea y Airbus como telón de fondo.

Air France et Airbus, inculpadas por homicidios involuntarios desde marzo de 2011, esperan evitar un proceso por esa catástrofe ocurrida el 1 de junio de 2009, que costó la vida a 228 personas.

El punto de partida del accidente fue el congelamiento en vuelo de las sondas Pitot, lo que produjo errores en las medidas de la velocidad del Airbus A330.

El avión se estrelló en el océano Atlántico. Primeramente se señalaron fallas de la tripulación, pero un peritaje judicial dio cuenta a mediados de 2012 de problemas técnicos y de un déficit de información de los pilotos en caso de congelamiento de las sondas, pese a que hubo incidentes anteriores.

A pedido de Airbus, los jueces pidieron un nuevo peritaje, cuyos resultados, presentados en abril de 2014, hacían hincapié en la "reacción inapropiada de la tripulación" y las fallas de Air France.

Ese trabajo, favorable a Airbus, fue criticado ásperamente por Air France, que pidió a la cámara de instrucción del tribunal de apelación de París que lo declarara nulo. La compañía alegó que "dos vuelos de prueba" fueron "efectuados en Airbus con tripulaciones de Airbus sin que Air France fuese informada".

"Los expertos llevaron a cabo sus operaciones de manera particularmente criticable", declararon los abogados de la compañía, François Saint-Pierre y Fernand Garnault, contactados por la AFP, recalcando que "el propio fiscal general llegó a la conclusión de que ese informe de peritaje era ilegal" en su alegato, que será repetido en la audiencia del miércoles.

Airbus se opone a tal anulación. "El vuelo de prueba que es criticado tuvo lugar en las mismas condiciones que el del primer peritaje, cuya anulación no piden Air France ni los otros demandantes", señaló uno de los abogados de Airbus, Simon Ndiaye. El fabricante de aviones "no se opone", en cambio, a un nuevo peritaje complementario que prevea vuelos de prueba en presencia de las otras partes, agregó el abogado.

Plazos razonables  

Familias de víctimas piden también al tribunal que ordene un complemento de investigación para identificar más claramente a los representantes que hayan cometido faltas que impliquen la responsabilidad de Air France y de Airbus.

Este pedido tiene por objetivo "dar seguridad jurídica a las demandas", explicó a la AFP Alain Jakubowicz, abogado de la principal asociación de víctimas, Entraide et Solidarité AF447.

Sin esa investigación complementaria, los demandantes temen que haya un riesgo más alto de sobreseimiento o de absolución en caso de proceso. "Los procedimientos en caso de catástrofes son complejos y, por tanto, frágiles". Siempre son cuestionados, por lo que hay una exigencia particular de rigor que se impone, no sólo a las partes concernidas sino también a los magistrados", estimó Stéphane Gicquel, secretario general de la Federación Nacional francesa de Víctimas de Atentados y de Accidentes Colectivos (Fenvac). Air France se opone a la demanda, declarando su apego a que se "cierre este procedimiento judicial en un plazo razonable". Dura desde hace seis años y "es hora de ponerle fin", afirman sus abogados.

La audiencia del miércoles tendrá lugar a puertas cerradas. Tras ella el tribunal dejará la causa vista para veredicto.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)