7 de marzo de 2016 20:53

Las aguas del río Bulubulu comenzaron a bajar

Trabajo de maquinaria para retirar la palizada acumulada en el puente Payo, por la creciente del río Bulubulu, y que causó que sectores agrícolas se inunden. Foto: Cortesía Prefectura del Guayas

Trabajo de maquinaria para retirar la palizada acumulada en el puente Payo, por la creciente del río Bulubulu, y que causó que sectores agrícolas se inunden. Foto: cortesía Prefectura del Guayas

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 2
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Juan Carlos Mestanza

Las fuertes lluvias registradas el último fin de semana, elevaron notablemente los niveles del caudal del río Bulubulu en la zona de influencia del sector de Puente Payo, en el Guayas.

Por la fuerza de la corriente el río no solo arrastró troncos, sino también matas de banano arrancadas desde la raíz.

La zona más afectada por esta creciente fue Puente Payo, en la parroquia Pedro J. Montero, del cantón Yaguachi. Al lugar se movilizó hoy, 7 de marzo de 2016, maquinaria de la Prefectura del Guayas y de la Secretaría Nacional del Agua (Senagua).

El objetivo principal era retirar la palizada que se acumuló en las compuertas de la derivadora del by pass del río Bulubulu.

El prefecto del Guayas, Jimmy Jairala, realizó este día un recorrido por la zona. Allí comprobó cómo los trabajos realizados de retiro de la palizada comenzaron a dar resultados, ya que el agua retomó su circulación por su cauce.

Como en el recinto La Violeta donde trabajó una pala mecánica en medio de los problemas de inundación en el sector agrícola.

Enma Salvatierra, presidenta alterna del gobierno parroquial de Pedro J. Montero, reclamó que "el caudal del río se ha metido para las casas. Queremos que pongan piedras para evitar que se desbarranque, porque el río ya está al estribo de las casas".

La crecida del Bulubulu también incidió en el incremento del caudal del estero Galápagos, en el cantón El Triunfo, la tarde del domingo 6 de marzo. Según habitantes de los sectores Santa Rosita y La Maridueña, el agua se elevó un metro por encima del muro enrocado que construyó la Prefectura para proteger la zona. El nivel del agua bajó horas después.

A la zona rural afectada llegaron brigadas médicas y de fumigación de la Prefectura del Guayas para atender a los pobladores damnificados.

Al evaluar la situación en la provincia, el Prefecto dijo que las lluvias presentadas en los últimos días se debe a "la presencia de un invierno fuerte y no a la del fenómeno El Niño, lo cual ha sido informado por los mismos especialistas".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)