4 de abril de 2017 12:03

Un aguacero inundó Progreso, parroquia rural de Guayaquil, y afectó a cantones del Guayas

La División Rural del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil atendió la noche del lunes 3 de abril, la emergencia por inundación en la parroquia rural de Progreso. Foto: Twitter División Rural BCBG

La División Rural del Cuerpo de Bomberos de Guayaquil atendió la noche del lunes 3 de abril, la emergencia por inundación en la parroquia rural de Progreso. Foto: Twitter División Rural BCBG

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 2
Indiferente 0
Sorprendido 1
Contento 0
Alexander García

Las calles se convirtieron en arroyos correntosos tras un aguacero que cayó por más de tres horas en Progreso, durante la tarde y noche de este lunes 3 de abril de 2017. Las lluvias inundaron calles y viviendas en la parroquia rural de Guayaquil.

Juan Gonzabay, presidente de la Junta Parroquial de Juan Gómez Rendón (conocida como Progreso), informó que la inundación afectó principalmente a dos sectores de la población, a los barrios Ecuador y ciudadela Nuevo Progreso.

Los moradores reclamaron por la falta de obras de alcantarillado pluvial. “El drenaje de agua lluvias tiene poca capacidad y colapsó ante la intensidad de la correntada y el lodo, lo que provocó el represamiento del agua”, dijo Gonzabay, que tiene tres años al frente de la Junta. El nivel de las aguas comenzó a bajar sobre las 20:00 y según el Gobierno Parroquial no hay personas albergadas ni en hogares acogientes.

El Gobierno Parroquial coordinó con la Prefectura el arreglo de la vía Progreso-San Lorenzo en los puntos donde los vehículos tienen problemas para circular, para luego continuar con el trabajo de arreglo del resto de la carretera. “Es una vía que está destruida”, explicó Gonzabay. Con la maquinaria también se realizan trabajos de evacuación de agua y lodo en la vía Progreso-Sábana Grande, afectada por la temporada invernal.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) informó que, durante seis horas entre la tarde y noche de ayer, el cantón Guayaquil acumuló 29 milímetros de lluvia (29 litros de agua por metro cuadrado). La lluvia anegó calles de sectores como Urdesa, Mapasingue y La Atarazana, al norte de la ciudad.

En el cantón Milagro, también en la provincia del Guayas, se registró otro fuerte aguacero. Sobre las 20:00, el Inamhi reportó la caída de 74 litros de lluvia por metro cuadrado. Fueron unos 40 minutos de aguacero torrencial que anegó calles como la García Moreno, 5 de Junio, Juan Montalvo y 17 de Septiembre, en el centro de la cabecera cantonal.

La Municipalidad de Milagro informó que se requirió de la activación de los sistemas de bombeo de aguas lluvias del Malecón, San Miguel 1, San Miguel 2, San José y del puente de Las Damas para evacuar el agua de las calles, un proceso que culminó la madrugada de hoy martes 4 de abril.

Los sectores bajos como Las Pozas, Américas 3 y Margaritas 3, ubicados en zonas de riesgo, siguen con agua acumulada en las calles. Estos asentamientos irregulares estuvieron entre los más afectados por las inundaciones que se produjeron desde la madrugada del pasado viernes 31 de marzo del 2017.

Tras el retorno de personas a sus hogares, el número de albergados bajó la mañana de este martes a 160 personas en la Unidad Educativa José María Velasco Ibarra y 40 albergados en el albergue municipal Las Piñas, informó el Municipio de Milagro.

El cantón guayasense de Durán es otro de los que sigue registrando calles anegadas hasta la mañana de hoy, con moradores que critican los sistemas de drenaje. Entre los sectores afectados en la zona industrial están el conjunto residencial Génesis y las calles de la ciudadela Centro Vial, a la altura del kilómetro 5.5 de la vía Duran-Boliche.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)