8 de abril de 2015 17:10

Limpieza de los tanques Carolina y San Francisco de Miravalle afectó a 24 barrios 

Agua oscura salió de los grifos de Las Casas y Miraflores en Quito luego de la suspensión del líquido vital en 18 barrio. Foto: EL COMERCIO

Agua oscura salió de los grifos de Las Casas y Miraflores en Quito luego de la suspensión del líquido vital en 18 barrio. Foto: EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 55
Triste 2
Indiferente 2
Sorprendido 4
Contento 10
Andrea Gordón

Los moradores de 12 sectores Quito se llevaron una sorpresa este miércoles 8 de abril del 2015: el agua potable que llegaba a sus viviendas contiene sedimentos y tenía coloración café.

El hecho fue reportado en redes sociales y se produjo luego de que la Empresa Pública Metropolitana de Agua Potable y Saneamiento (Epmaps) suspendiera el servicio de agua potable en 18 barrios de la capital.

“El agua está negra”, fue uno de los mensajes posteados por tuiteros, acompañados de fotografías y referencias a la cuenta de la Epmaps @aguadequito.

Frente a las quejas en la red social, la Epmaps explicó lo ocurrido. "El día de hoy se ha efectuado una suspensión del servicio de Agua Potable en los barrios a los que sirve el tanque San Francisco de Miravalle: Miravalle, 1, 2, 3, 4, Rancho San Francisco, Tanda, San Isidro 1 y 2, Rincón del Valle y Vista Grande. Suspensión que durará hasta las 19:00 de hoy, aproximadamente".

Además, los barrios que se abastecen por el Tanque la Carolina también fueron afectados como La Granja, Casa Bajo, Pambachupa, Miraflores Alto, América. La Carolina, Cdla. Benalcazar, La República, Batán Bajo, La Colón, Santa Clara de San Millán, Mariscal Sucre, La Alameda y San Blas.

"Esta suspensión se ha realizado en vista de la turbiedad presentada en el agua durante las últimas horas, causada por los trabajos de mantenimiento en una válvula reguladora de presión en la línea de transmisión Puengasí-Bellavista. Durante los trabajos efectuados, se generó una mayor cantidad de sedimento, lo cual ocasionó que el fogueo normal no fuese suficiente para limpiar la tubería", reza en el comunicado.

Por esta razón, dice la Empresa de Agua Potable de Quito, dos tanques de distribución (Carolina Medio y San Francisco de Miravalle) recibieron agua con mezcla de sedimentos que se repartieron a las redes de distribución. Según la Epmaps, la afección "solo compromete características físicas del agua y no presenta ningún tipo de contaminación química o microbiológica".

En horas de la noche, la Epmaps señaló que ya se realizó la limpieza de los tanques y la distribución se hace con normalidad. Según la institución, mañana, 9 de abril, ya no habrá ningún problema en la calidad del agua y hay plena confianza en el uso para el consumo humano.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (13)
No (3)