21 de abril de 2016 16:48

Agrupaciones sociales y políticas de izquierda planean acciones solidarias para damnificados de terremoto

Las agrupaciones sindicales organizan la recopilación de ayuda para los damnificados del terremoto. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Las agrupaciones sindicales organizan la recopilación de ayuda para los damnificados del terremoto. Foto: Diego Pallero/ EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 4
Ana María Carvajal
(I)

La ayuda desde los diferentes sectores para los damnificados por el terremoto del pasado 16 de abril es prioridad. Por eso, los movimientos de izquierda que analizan un programa de gobierno y una opción política para las elecciones del 2017 decidieron dejar de lado el orden del día. Y se concentraron en el tema de la solidaridad con los afectados.

Lo que sí se mantiene es la convocatoria para el 1 de mayo a una marcha que, en esta ocasión, no será solo para conmemorar el Día del Trabajo, sino que será de solidaridad, unitaria y clasista, según Nelson Erazo, del Frente Popular. "Hemos planteado que en las provincias no afectadas se reúnan y marchen. Que se cierre con donaciones, en el Festival de la Solidaridad".

Al encuentro realizado este jueves 21 de abril del 2016 asistieron líderes que forman parte del Colectivo Nacional de Dirección: UNE Conaie, FUT, organizaciones sindicales, estudiantiles, etc. Pero además los representantes de movimientos políticos que fueron invitados por estas agrupaciones para planear estrategias hacia el 2017, como MRT, Unidad Popular, Democracia Sí, Montecristi Vive, Concertación, Polo Democrático.

Allí se resolvió apoyar la iniciativa de decretar luto nacional. Según Erazo, el Gobierno todavía no lo ha hecho, pese a la magnitud de la catástrofe. Saben que esto es un acto simbólico, pero necesario cuando la cifra de fallecidos llegó a los 577, hasta las 10:00 de este jueves 21 de abril.

Además en la reunión se resolvió denunciar lo que llaman un "paquetazo económico para aprovechar la catástrofe", en relación a las medidas económicas temporales.

Erazo dijo que se considera justo que se descuente un día de pago a los trabajadores que ganen más de USD 1 000 y que haya un cobro progresivo.

De hecho, comentó que ya el FUT había propuesto que se descuente un día de trabajo a todos los empleados públicos y privados, sin importar su sueldo, "porque todos debemos aportar para reconstruir las zonas afectadas y entregar ayuda humanitaria a los damnificados". Su idea es que este dinero entre a una cuenta de la Cruz Roja.

Sin embargo, agregó que las organizaciones consideran que debería bajarse al 50% los salarios de autoridades de elección popular, asesores, directores de área, ministros, etc. por al menos un año.

Para las organizaciones que participaron de esta reunión, el dinero que se recaude por estos u otros aportes relacionados con la tragedia no deberían ingresar indistintamente a las arcas fiscales, sino que debería crearse una cuenta especial para la reconstrucción de Manabí, Esmeraldas y los Ríos.

El grupo también solicitará el archivo del proyecto de Ley de Equilibrio de las Finanzas, "porque el país no podría seguir pagando más impuestos".

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)