30 de January de 2010 00:00

Los agricultores de dos cantones recibirán semilla

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Tulcán

Las organizaciones de  campesinos de Bolívar y Mira contarán con recursos para la siembra de fréjol.

En febrero se entregarán las primeras semillas a los campesinos de esas zonas agrícolas de  Carchi. El agricultor  Luis Borja, quien vive en el sitio de Piquiucho, espera extender su cultivo y vender directamente para obtener ganancias. “El mes anterior los intermediarios nos pagaron USD 26 por saco de fréjol que apenas cubrieron  una parte de lo que  gasta”.

El campesino Joaquín Chalapud dice que los altos costos de los abonos y semillas les impide extender sus cultivos. “El dinero que se gana con la venta de tomates, pimientos y fréjol apenas alcanza para subsistir”.

Eligio Bastidas, coordinador del proyecto, expresa que los recursos para el financiamiento saldrán del fondo Ítalo  Ecuatoriano tras la firma de un convenio con la Prefectura.

Además de la siembra, los agricultores  se capacitarán en fortalecimiento organizativo.

Bastidas cuenta que la producción de la cosecha prevista para agosto se comercializará con el Ministerio de Inclusión Económica y Social. “El Gobierno tiene sus programas de ayuda social y hay el compromiso de que nos compren la cosecha directamente”. También se financiará la apertura de centros de acopio para el almacenamiento del producto.

La intención de quienes impulsan el proyecto es que se incremente la superficie de este cultivo. Los agricultores esperan que el Ministerio de Agricultura, Ganadería contribuya con la entrega de  insumos agrícolas a bajos costos y la venta de la urea a USD 10, como se  ofreció el año pasado.

Para  Silvio Villalba, presidente de la Asociación Fortaleza, en Piquiucho,  la venta directa y la entrega de semillas les permitirá mejorar sus ingresos, porque ya tienen los compradores asegurados  y  la producción será más barata con la asistencia.

Los campesinos de las juntas parroquiales de San Rafael, Los Andes, San Vicente de Pusir y organizaciones del cantón Mira serán los beneficiados.

El proyecto tendrá una inversión de USD 530 662 y durará un año y ocho meses. Se beneficiarán 1 200 agricultores de 300 familias, que se han registrado en el programa.

Más superficie

El objetivo  del proyecto es aumentar la superficie en 300 hectáreas más.Actualmente, existen 2 000 hectáreas  en los dos cantones de la provincia.

Los campesinos de esa zonas  fueron afectados por la sequía y luego las heladas, debido a la falta de lluvias. Gastaron más en la compra de insumos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)