1 de marzo de 2018 00:00

Los agricultores de cuatro cantones abastecen a las grandes empresas

María Salazar empaca cebolla blanca en la parroquia Cochapamba (Saquisilí). Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

María Salazar empaca cebolla blanca en la parroquia Cochapamba (Saquisilí). Foto: Glenda Giacometti / EL COMERCIO

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 24
Fabián Maisanche

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Los pequeños productores de Saquisilí, Pujilí, La Maná y Pangua venden su producción a empresas como Corporación Favorita, Cervecería Nacional, Orangine y Grupo Noboa. Esto lo hacen desde el 2016 y sin intermediarios.

Técnicos del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) fueron el nexo para la venta de cebolla blanca, mora, cebada y plátano a través de ruedas de negocios.

Los 24 socios de la Asociación de Agricultores de la parroquia Cochapamba, en Saquisilí, venden cebolla blanca larga a la Corporación Favorita cada semana. Son 1 750 fundas que se entregan y que cumplen estándares de calidad, como color, corte, extensión y grosor adecuados.

La agricultora Janeth Toapanta indica que el éxito del producto radica en el abono orgánico que se coloca a los sembríos, plantados a 3 600 metros sobre el nivel del mar.

La productora de 25 años tiene 3 hectáreas de cultivos de cebolla. Después de la cosecha, que se cumple cada seis meses, reúne 30 quintales que sirven para armar 270 fundas que entrega a la asociación.

Cuando las hortalizas no cumplen con todos los requisitos para la venta, las divide. Una parte del producto sirve como abono y la otra se vende en las ferias de Saquisilí, Latacunga y Ambato. “Ya hemos recibido réditos que nos han ayudado a hacer nuestra casita. La asociación nos asesora de manera constante”, asegura Toapanta.

De acuerdo con la Asociación de Cochapamba, en el occidente de Saquisilí hay 600 hectáreas con cultivos de cebolla blanca larga. El producto reemplazó a los tradicionales sembríos de habas, papas, cebolla colorada y melloco.

Rafael Salazar, administrador de la Asociación, explica que el reemplazo de papas por cebollas fue por las constantes heladas que quemaban las hojas y flores de las plantas.

El dirigente indica que el producto de tallo blanco es resistente a los largos viajes a ciudades de la Costa o la Amazonía. “Estamos haciendo pruebas de calidad para que también se puedan vender habas con cáscara en los supermercados”, asegura Salazar.

En Pujilí hay más de 400 ha de cultivos de cebada, que se vende a la compañía Cervecería Nacional. Estos terrenos pertenecen a la hacienda San Isidro y a cinco pequeños productores de la zona.

Mauro Gallegos logró entregar 454 quintales en el 2016, pero el siguiente año no pudo, por la falta de agua para sus sembríos.

“Este año tenemos expectativa de tener un cereal con humedad, impurezas y calidad adecuadas para entregar”, indica Gallegos.

Al norte de Pangua están los productores de la Asociación de la parroquia de Pinllopata. Esos campesinos entregan
2 000 kilos de mora a la empresa de bebidas Orangine, desde el 2016. En el 2017 les vendieron 8 000 kilos.

Abelino Serrano tiene 4 hectáreas de mora en su chacra y cuenta que el clima templado de la zona beneficia al adecuado crecimiento de esta fruta. Él está agradecido de que la Asociación Punta Urco haya concretado alianzas estratégicas con esta empresa. “Se mejoró en la tecnificación y cosecha del producto, a pesar de que en la época lluviosa hubo pérdidas”, indica Serrano.

La Asociación de Productores Autónomos de El Triunfo, de La Maná, exporta mensualmente más de 5 000 cajas de plátano a Estados Unidos, Colombia e Italia. Los envíos cuentan con el aporte técnico del MAG y asesoramiento de la Corporación Dole.

Los 24 socios siembran plátano con altos estándares de calidad en 150 ha. Una caja con el producto contiene 1,4 racimos, y pesa entre 22 y 25 kilos.

Carlos Carrera, presidente de la Asociación, cuenta que unas 96 familias trabajan en la siembra, cultivo y venta. “Hemos sido invitados a las ruedas de negocios con empresarios nacionales, pero aún no llegamos a un acuerdo”.

En contexto

Los productores acudieron a ruedas de negocios en el 2016 y 2017, en Latacunga. Allí concretaron transacciones con las empresas. Un nuevo grupo de agricultores viajó, la semana pasada, a Quito y a Guayaquil para buscar compradores.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)