23 de abril de 2017 00:00

‘La agenda empresarial va más allá de lo económico’: Richard Martínez

"Vamos a aportar en temas de institucionalidad. Por ejemplo, vamos a crear una comisión privada anticorrupción”: Richard Martínez, presidente de la Cámara de Industrias.

"Vamos a aportar en temas de institucionalidad. Por ejemplo, vamos a crear una comisión privada anticorrupción”: Richard Martínez, presidente de la Cámara de Industrias.

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 5
Mónica Orozco

Richard Martínez es economista de la Universidad Católica del Ecuador, con un Executive MBA del IDE Business School y un posgrado en Economía Internacional de la Universidad de Barcelona.

Desde julio del 2014 asumió la Presidencia de la Cámara de Industrias y Producción. Desde el 2015 es Presidente del Comité Empresarial Ecuatoriano, que agrupa a más de 60 gremios.

¿Cuáles son los temas principales que propondrá el empresariado al nuevo Gobierno, que dice estar abierto al diálogo?
Lo primero es ver cómo podemos reconstruir la confianza entre los distintos actores de la sociedad, empresarios, periodistas, etc. Hará bien al país que se dejen de lado procesos donde se llama a declarar al periodista Alfonso Espinosa, al candidato de la oposición Guillermo Lasso... Ese tipo de judicialización no hace bien si queremos reconstruir la confianza y sanar las heridas que este momento vive el país. En cuanto al diálogo, hay que dividirlo en dos: el formato y los temas que se tratarán.

¿Qué formato propone?
Hay varias experiencias de los últimos diez años que no nos han dejado en el mejor escenario con las autoridades gubernamentales. De eso debemos aprender para mirar a futuro. El diálogo debe ser institucionalizado, con objetivos de corto, mediano y largo plazos. Luego, con una comunicación continua, a fin de que se puedan revisar y evaluar esos objetivos. Y, tercero, que se pueda tener una instancia de coordinación directa con el Presidente de la República, porque -aprendiendo de los errores del pasado- las preocupaciones o diálogos no fluían al Presidente.

¿Qué temas debe contemplar ese diálogo?
La recuperación del crecimiento económico y la macroeconomía; la sostenibilidad fiscal y de la dolarización; la recuperación de la competitividad; y la mejora de las fuentes de empleo. Esos temas están relacionados con nosotros, pero queremos ampliarlos a 
otros que nos preocupan como sector empresarial.

¿Cuáles?
Estamos preparando la agenda para los primeros 100 días, con el fin de presentarla al nuevo Gobierno. Una agenda para recuperar la confianza y el crecimiento económico. Pero también vamos a aportar en temas de institucionalidad. Por ejemplo, vamos a crear una comisión privada anticorrupción, con objetivos muy específicos y daremos detalles cuando ya esté listo este tema.

¿El caso Odebrecht está en esa agenda?
Evidentemente. El hecho de que se publique toda la lista de Odebrecht y de que quienes estén vinculados a esos actos sean juzgados con todo el rigor de la Ley es sumamente importante para nosotros. Esa sería una señal que puede demostrar si estamos en un nuevo momento. El Fiscal en Ecuador no ha actuado con la prolijidad que corresponde. El sector empresarial no hace negocios en un espacio aislado sino que hay más elementos que entran en juego y aspectos como la institucionalidad y la transparencia son vitales. Por eso vamos a apoyar en esta cruzada contra la corrupción.

Precisamente, usted ha sostenido que el país necesita de un ‘shock’ de confianza, ¿en qué otros temas debiera evidenciarse?
La independencia de poderes, un Legislativo con mayor capacidad de debate y más eficiencia en el ámbito judicial, pues es muy difícil que un empresario litigue con el Estado porque es probable que el Estado termine ganando.

Y, ¿en lo económico?
Blindar la dolarización y, en consecuencia, el dinero electrónico o timbre cambiario no deberían entrar en la agenda porque pueden debilitarla. Un compromiso en ese tema puede generar un ‘shock’ de confianza. Además, contar con un programa económico claro, que permita ver las necesidades y fuentes de financiamiento a largo plazo. La suspensión del debate de Código de la Salud que generaba preocupación a los empresarios fue una señal positiva.

¿Cuál es la propuesta para recuperar el crecimiento económico?
Hay que retomar el rol del sector privado, pues algunas cifras dejan ver que los resultados del actual modelo no han sido los contundentes.

¿En qué aspectos?
Por ejemplo, el Plan Nacional del Buen Vivir proyectaba que la participación de la manufactura en el PIB sea de 14,5% en el 2017, pero hasta diciembre del 2016 fue de 11,6%. La meta del empleo adecuado al 2017 era alcanzar una tasa del 55%; sin embargo, a marzo pasado la tasa fue del 38,5%. La meta de la participación de las exportaciones de productos con intensidad tecnológica alta, media y baja (basada en recursos naturales) en los envíos no petroleros era del 50% al 2017, pero al 2016 es del 33,9%. Esto está relacionado íntimamente con la competitividad, que ha venido perdiendo el sector privado los últimos años, y requiere de una agenda renovada en temas tributarios y laborales.

¿Como cuáles?
Entre ellos están eliminar varios desincentivos que están en materia tributaria como el impuesto mínimo; revisar el impuesto a la salida de divisas; estabilidad tributaria. En el tema laboral, están hallar la mejor forma para definir nuevas modalidades contractuales, la eliminación de jubilación patronal y el traslado de ese esquema a la seguridad social...

¿Usted será el interlocutor en el consejo consultivo tributario que anunció el nuevo Gobierno?
Aprecio esa consideración y valoro que se haya hecho públicamente el anuncio, pero más allá de mi nombre, lo importante es que se haya considerado al Comité Empresarial, máximo órgano de representación gremial. Lo primero a plantear será que no sea solo tributario sino más amplio.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (2)
No (0)