21 de junio de 2017 10:45

Afectados por el incendio en Londres serán realojados en un bloque de lujo

Los residentes afectados por el incendio de la torre Grenfell serán reubicados en un edificio de lujo, en Londres. Foto: AFP

Los residentes afectados por el incendio de la torre Grenfell serán reubicados en un edificio de lujo, en Londres. Foto: AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 1
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 1
Agencia EFE

Los afectados por el incendio del pasado día 14 en una torre residencial de Londres, donde al menos 79 personas murieron o están desaparecidas, serán realojados en un bloque de viviendas de lujo cercano al lugar del siniestro, anunció hoy 21 de junio del 2017 el Gobierno británico.

El ministro para las Comunidades, Sajid Javid, reveló que los supervivientes de la tragedia, ocurrida en el barrio de North Kensinton, al oeste de la ciudad, serán reubicados en 68 apartamentos de uno y dos dormitorios en el corazón de High Street Kensington, una de las zonas más pudientes de la capital.

Las familias que residían en el inmueble siniestrado se quedaron sin hogar, simplemente con lo puesto tras lograr escapar, cuando la torre de 24 plantas y 120 pisos ardió en su totalidad hace hoy una semana, sin que se conozca aún qué fue lo que originó el fuego.

Las propiedades adquiridas por el Ejecutivo británico, que forman parte de lo que se considera "vivienda social de nueva construcción", se ubican en un área donde los precios de los pisos oscilan entre el 1,5 millón de libras hasta los 8,5 millones de libras (entre 1,3 y 9,6 millones de euros).

El bloque donde se realojarán las víctimas del fuego cuenta con un conserje que trabaja 24 horas y una sala de cine privada, se anuncia en la web oficial del promotor del edificio.

Según el departamento para Comunidades y Gobierno local, se espera que "estas nuevas propiedades se ofrezcan como una de las opciones para realojar, de manera permanente, a los residentes de la Torre Grenfell".

Ese departamento reveló además que el Gobierno ha dispuesto fondos adicionales para que esos pisos estén disponibles más rápidamente, con el objetivo de tenerlos listos a finales de julio.
El anuncio llega en medio de las críticas procedentes de diversos sectores a la respuesta dada por el Ejecutivo de la primera ministra, Theresa May, a la tragedia.

Al margen de la investigación policial sobre el incendio, la "premier" ha ordenado que se lleve a cabo una pesquisa judicial sobre lo sucedido.

Por el momento se sabe que el material empleado en el revestimiento del edificio, denominado polietileno, está prohibido en Europa y en el Reino Unido.

El inmueble, en el que vivían entre 400 y 600 familias, se incendió con rapidez, lo que dificultó la evacuación de los residentes y muchos de ellos quedaron atrapados.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)