13 de febrero de 2017 00:00

Aerolíneas replantean sus estrategias

oto: Diego Pallero / El Comercio  Algunas compañías redujeron las rutas y frecuencias en sus vuelos internacionales. Las aerolíneas de bajo costo se abren espacio en el mercado ecuatoriano.

Algunas compañías redujeron las rutas y frecuencias en sus vuelos internacionales. Las aerolíneas de bajo costo se abren espacio en el mercado ecuatoriano. Foto: Diego Pallero / EL COMERCIO 

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 4
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 7
Giovany Astudillo
Stives Reyes
Adriana Bucheli 

Algunas rutas y frecuencias internacionales dejaron de operar entre 2016 y los primeros meses del 2017.

Copa Airlines, por ejemplo, suspenderá siete de sus frecuencias semanales en la ruta Panamá-Quito-Panamá a partir del 1 de marzo, en una medida que durará seis meses.

Latam es otra compañía aérea que también decidió, temporalmente, suspender desde el 31 de enero sus vuelos entre Miami y Quito.

Estas medidas no son nuevas. En el 2016 la aerolínea Tame dejó de volar en las rutas Quito–Sao Paulo, Lima–Sao Paulo, Quito–Fort Lauderdale y Quito–Buenos Aires.

Lo anterior se decidió por los bajos factores de ocupación, los resultados económicos y la proyección de crecimiento de las rutas, según informó la empresa pública.

El director de la Asociación de Representantes de Líneas Aéreas en el Ecuador, Marco Subía, consideró que estas decisiones se sustentan en una optimización de recursos de las empresas para ajustarse a la demanda existente.

Andrew O’Brian, presidente y director general de la Corporación Quiport -concesionaria del servicio aeroportuario de Quito-, aseguró que hay que tener en cuenta que el transporte aéreo es un sector muy sensible a las condiciones económicas generales. El directivo comentó que desde hace más de un año la situación económica, tanto de la región como del país, ha hecho que las aerolíneas deban replantear sus estrategias de trabajo.

El número de rutas internacionales bajaron de 64, en diciembre del 2015, a 55 en octubre del 2016, según datos provisionales de la Dirección General de Aviación Civil.

Para la entidad, los cambios no significaron que la conectividad del país se haya visto afectada. Además, la entidad enfatizó que es habitual que las aerolíneas pidan la disminución temporal de algunas frecuencias en los primeros meses del año. Un ejemplo de que los cambios de las aerolíneas no han afectado negativamente a la conectividad es el aumento de los vuelos internacionales que salen desde Guayaquil, indicó.

Nicolás Romero Sangster, gerente de la Autoridad Aeroportuaria de Guayaquil (AAG), señaló que en el caso del aeropuerto José Joaquín de Olmedo hubo un incremento del 8% en el número de pasajeros en el 2016.

Si bien Latam suspendió la ruta Quito- Miami, el gerente de Quiport mencionó que la región del sur de Florida es una de las mejores conectadas desde Quito gracias a la operación de American Airlines. Esta empresa ofrece dos vuelos diarios a Miami.

Otro factor que ha impactado en el mercado en el último año en el transporte aéreo es el ingreso al mercado de compañías denominadas de bajo costo. JetBlue, Fast Colombia, Viva Colombia y Wingo están logrando crecer en el país.

Por ejemplo, Jet Blue logró movilizar a casi 81 000 pasajeros solo en 2016. Fast Colombia subió sus pasajeros de cerca de 53 000 a 57 223 de 2015 a 2016, según datos provisionales de la DGAC. Mientras que Wingo lleva movilizados cerca de 100 000 pasajeros en dos meses en el Ecuador.

Adicionalmente, JetBlue tiene un vuelo diario Quito- Fort Lauderdale.

O’Brian comentó que las aerolíneas de bajo costo estimulan el mercado al brindar la posibilidad de viajar a segmentos de clientes que antes no podían hacerlo por los costos.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (10)
No (1)