11 de January de 2010 00:00

Un acuerdo con UE obligaría jurídicamente a Cuba a mejorar derechos humanos

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Madrid, AFP

Un acuerdo de cooperación entre la Unión Europea (UE) y Cuba obligaría jurídicamente a Cuba a mejorar la situación de derechos humanos, estimó este lunes el ministro español de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos.

“Lo que quiere la diplomacia española es que (...) Cuba se obligue jurídicamente a mejorar su estándar en el respeto a los derechos humanos y que tengamos más capacidad diplomática y jurídica en la relación entre Cuba y la UE”, explicó Moratinos en alusión a un eventual acuerdo entre la UE y la isla, que él defiende.

La posición común que mantiene la UE sobre Cuba, en la que le pide avances hacia la democracia y en derechos humanos desde 1996, es “unilateral”, según Moratinos, que se mostró partidario de “dejar de imponer, dictar, sobre todo porque no da resultados”.

En su lugar, “vayamos a una posición multilateral donde las autoridades cubanas se tienen que comprometer a una serie de actuaciones”, propuso.

Según el ministro, el momento en que se aprobó la posición común “no se corresponde con el actual”, por lo que “España ha ido cambiando esa relación de la UE con Cuba y es lo que vamos a hacer en los grupos de trabajo y en las instancias de la Unión”.

“Si al final conseguimos un consenso, superaremos la posición común e iremos a un acuerdo bilateral”, previó Moratinos, que reiteró sin embargo que aunque la relación con Cuba es “importante” para España, “no es una prioridad”  para la UE.

Moratinos manifestó hace meses que la anulación de la posición común europea sobre Cuba y su remplazo por un acuerdo bilateral serían prioridad de la presidencia española de la UE, en el primer semestre de 2010, pero la semana pasada precisó que este objetivo no será prioritario para la UE en este período.

Según los medios españoles, España no quiere tener problemas durante su presidencia con países reticentes al fin de la posición común como la República Checa o los nórdicos, que estiman que Cuba no ha avanzado lo suficiente en el respeto de los derechos humanos como para tomar esa decisión.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)