19 de diciembre de 2015 00:00

El acuerdo de Ecuador con la UE se acelerará con el aval de Perú

En la reunión, los mandatarios también trataron asuntos sociales, seguridad y defensa, temas energéticos y  mineros e infraestructura y conectividad. Foto: Galo Paguay/EL COMERCIO

En la reunión, los mandatarios también trataron asuntos sociales, seguridad y defensa, temas energéticos y mineros e infraestructura y conectividad. Foto: Galo Paguay/EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 10
Triste 1
Indiferente 3
Sorprendido 1
Contento 32
Carolina Enríquez
y Evelyn Tapia (I)  
Redactoras

Ecuador dio un paso más en el proceso para suscribir su acuerdo comercial multipartes con la Unión Europea (UE). El presidente de Perú, Ollanta Humala, dio ayer, 18 de diciembre del 2015, el aval para que Ecuador se adhiriera al acuerdo, en una declaración conjunta con el presidente ecuatoriano Rafael Correa al finalizar el IX Gabinete Binacional Ecuador Perú, que se realizó en Jaén.

“Debemos trabajar juntos, participar en otros espacios, en otros mercados internacionales. Es importante para todos y el Perú apoyará en todo momento a Ecuador en su incorporación a los diferentes espacios comerciales como el de la Unión Europea. Estamos convencidos de que si a Ecuador le va bien, también nos va ir bien a nosotros”, dijo Humala.

El Mandatario peruano, previo al anuncio, reconoció el fuerte impacto que ha tenido en la economía ecuatoriana la caída de los precios del petróleo. Correa, minutos antes del anuncio, resaltó la comprensión de Perú frente a la situación económica del país.

Luego de esas declaraciones los mandatarios se retiraron del Gabinete, que se realizó en el Colegio Luis Gonzaga, al sur de Jaén. No se permitió realizar ninguna pregunta. Con la decisión adoptada por Perú, el siguiente paso para concretar el acuerdo es firmar el protocolo de adhesión.

Todavía no se ha definido una fecha, pero hace tres semanas el ministro de Industrias ecuatoriano, Eduardo Egas, explicó que de cumplirse todos los pasos en los tiempos previstos pudiera darse hasta mediados del año que viene.

Superado este trámite les corresponderá a los legislativos del bloque y de Ecuador (pasando previamente por la Corte Constitucional) aprobar el acuerdo suscrito. Luego de este trámite el convenio entrará en vigencia de manera provisional, a inicios del 2017.

Peter Schwaiger, encargado de Negocios de la Unión Europea en Ecuador, explica que luego de la firma del protocolo de adhesión queda pendiente realizar dos pasos, por lo que calcula que todo el proceso tomaría de 10 a 12 meses. “Falta entrar en el proceso de ratificación de los estados miembros en el Consejo, en Bruselas, y una vez que tengamos eso va la ratificación al Parlamento Europeo”, señaló Schwaiger.

Según la Federación Ecuatoriana de Exportadores (Fedexpor), solo con la entrada en vigencia del acuerdo habría un incremento de ventas por USD 300 millones en los primeros tres años de aplicación.

Europa es el primer socio comercial de Ecuador en materia no petrolera. Las exportaciones ecuatorianas no petroleras alcanzaron los USD 2 981 millones en 2014 y en lo que va del 2015 suman 2 109 millones.

Los representantes de sectores exportadores permanecieron atentos a la reunión y se mostraron optimistas antes de conocer el aval de Perú.

Felipe Ribadeneira, presidente de Fedexpor, indicó que las ventas ecuatorianas pudieran crecer más si hay una promoción más agresiva. “Siempre hay un ambiente de dramatismo, pero esto es así. Con Colombia también estábamos en una posición dura y se logró conseguir su aval”, comentó Eduardo Ledesma, presidente de la Asociación de Exportadores de Banano.

La noticia del aval, que se conoció pasadas las 15:00 de ayer, generó tranquilidad en el sector empresarial. “Es muy importante este paso. Recordemos que para mediados del 2016 los compradores de Europa van a comenzar a firmar los contratos de volúmenes de compra para el 2017”, explicó Henry Kronfle, expresidente del Comité Empresarial Ecuatoriano.

Ledesma añadió que en el caso del banano es urgente la implementación del acuerdo, ya que el arancel diferenciado vuelve más competitiva la caja de banano de países competidores como Colombia.

Los empresarios coinciden en que lo más importante ahora es que se dé cumplimiento al cronograma para que el acuerdo se implemente como máximo hasta el último trimestre del 2016, debido a que las preferencias arancelarias que tienen los productos nacionales para entrar en el mercado europeo expiran el próximo año.

“Si no se da en el 2016, podría implementarse unos meses más tarde del 2017 y ya tendríamos que pagar aranceles durante ese tiempo. Ningún exportador va a querer perder su cartera de clientes por tres o cuatro meses sin preferencias arancelarias, sino que para mantener el mercado van a tener que cubrir ese valor por sus clientes y eso afectará a la economía”, puntualizó Kronfle.

Correa también indicó que en el Gabinete de ayer se abordaron temas como la necesidad de completar la interconexión eléctrica con Perú y de ser posible, en algún momento, en el eje Colombia Chile.

Igual que en Colombia, ayer también se suscribió un acuerdo de homologación de certificados de conformidad. La aplicación de estas certificaciones técnicas generó incomodidad en Perú. Lo propio con la aplicación de salvaguardias.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (9)
No (1)