16 de December de 2009 00:00

Acuerdo crucial en la Asamblea

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Política

Fernando Cordero vivió ayer una encrucijada, pero salió airoso. La semana pasada, el Presidente de la Asamblea coordinó un encuentro entre la Comisión Ocasional de Comunicación y los delegados de las fuerzas políticas del Legislativo. Su intención fue alcanzar un acuerdo para viabilizar el debate de la Ley de Medios, para que el proyecto no se estanque.

20 asambleístas, entre jefes de movimientos e integrantes de la Comisión, acudieron a su llamado y se reunieron, desde las 09:30, en la Asamblea.

Al inicio, el encuentro parecía destinado al fracaso. La presidenta de la Comisión, Betty Carrillo (Alianza País), anunció que no se podría realizar ningún cambio al polémico proyecto. Ella se respaldó en el artículo 60 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa, que no posibilitaba esa facultad.

Cordero coincidió con su compañera de bancada. Entonces, parecía que resultó efectivo el llamado que hiciera la víspera el presidente Rafael Correa para que sus asambleístas no se dejen presionar en el trámite de leyes.

La reacción de la oposición fue inmediata. César Montúfar (Movimiento Concertación Nacional) sostuvo que el miércoles pasado el Presidente de la Asamblea prometió que se “cambiará y mejorará” el documento, para el primer debate y que esa fue la razón para asistir a la cita. Para respaldar su propuesta, Montúfar, Cynthia Viteri (PSC), Lourdes Tibán (Pachakutik) y 
Fausto Cobo (SP) habían presentado una moción para eliminar del proyecto los artículos sobre el Consejo de Comunicación, las sanciones a los periodistas, el registro de medios.

Los temas más controversiales y cuestionados del proyecto. “La Ley Orgánica no se puede cambiar”, refutó Cordero, quien  para calmar la tensión sacó a la prensa y pidió llegar a  consensos.

A puerta cerrada y durante más de tres horas se analizaron temas como: ámbito de la ley, libertad de expresión, Consejo de Comunicación y su integración, registro de medios, espectro radioeléctrico y profesionalización.

La discusión duró hasta las 13:00. Entonces, la mayoría de legisladores dejó el salón y encargó a un grupo que redacte un documento con las principales decisiones que se tomaron.
Alianza País cedió y junto con el resto de fuerzas políticas llegó a un acuerdo inédito para reformar el texto, no durante el primer debate sino en el segundo.

Será un “trato de caballeros”, que quedó solemnizado en un acta, en la cual se comprometieron a impulsar cambios a la propuesta original de la Ley de Medios.

A breves rasgos, algunas propuestas de los críticos del proyecto se acogieron (ver breves). En el caso de que se cumpla con el acuerdo, el Consejo de Comunicación no tendrá representantes del Gobierno y tampoco podrá clausurar o suspender medios. Las sanciones administrativas serán reformadas por amonestaciones, multas; el registro de medios tendrá un carácter catastral.

El acta fue elaborada por un equipo de asambleístas y sus asesores. Su trabajo duró hasta las 17:00. A esa hora, nuevamente se reunieron los jefes de los movimientos políticos y los integrantes de la Comisión. Hasta el cierre de esta edición (19:30), esa charla no terminaba.

Solo estaba previsto que se afine el texto para firmar el acuerdo, que entraría en vigencia luego del primer debate. Después, el presidente Cordero convocaría al Pleno para el próximo martes.

Ocho acuerdos prioritarios se pactaron

Todas las reformas serán incluidas en el segundo debate, porque la Ley Orgánica de la Función Legislativa prohíbe que el proyecto presentado por la comisión sea cambiado.

La libertad de expresión y la responsabilidad ulterior estarán definidas por el Pacto de San José. Solo se podrán limitar en casos de violación a la honra y a la moral de las gente y si se promueve la violencia.

El sistema de comunicación nacional estará compuesto por medios públicos, privados y comunitarios. Se descartó que la presencia de los privados sea opcional.

Habrá un Consejo de Comunicación con facultades limitadas. No se podrá clausurar un medio.

El registro de medios solo será por una ocasión y tendrá un carácter catastral. Se reformará la capacidad del Consejo para convocar a un registro cuando desee.

La Comisión de Comunicación deberá realizar una propuesta para reformar los códigos Penal y Civil en los casos de los delitos de la prensa.

Impulsar la repartición del espectro radioeléctrico y la auditoria de frecuencias.

El ámbito de la Ley estará basado en la Constitución, leyes vigentes y tratados internacionales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)