22 de agosto de 2016 00:00

Acuerdo con Corea del Sur preocupa a los industriales

La primera ronda de negociaciones para llegar a un acuerdo comercial con el país asiático ocurrió en enero del 2016- Foto: Cortesía Ministerio de Comercio Exterior

La primera ronda de negociaciones para llegar a un acuerdo comercial con el país asiático ocurrió en enero del 2016- Foto: Cortesía Ministerio de Comercio Exterior

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 41
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 10
Contento 14
Carolina Enríquez
Mónica Orozco

Ecuador inicia el 22 de agosto, en Quito, la tercera ronda de negociación con miras a firmar un acuerdo comercial con Corea del Sur. Sin embargo, la apertura comercial con ese mercado puede generar problemas en varios sectores industriales del país, según gremios consultados. Entre ellos, están el ensamblaje de autos, producción de línea blanca, sector metalmecánico, textiles, plásticos, calzado, entre otros.

Hace un año inició el proceso de diálogo entre Ecuador y Corea para concretar el Acuerdo Estratégico de Cooperación Económica (SECA, por sus siglas en inglés).

Desde entonces ya se han realizado dos rondas. En el último encuentro las partes analizaron 17 temas como medidas sanitarias y fitosanitarias, reglas de origen, etc.

La tercera ronda estaba prevista para abril, pero no se concretó debido al terremoto, explicó el ministro de Comercio Exterior, Juan Carlos Cassinelli.

Previo a la tercera ronda se esperaba que Ecuador presente las primeras listas de bienes, explicó la Embajada de Corea del Sur en Quito.

En los últimos años el comercio bilateral con el dragón asiático ha sido deficitario; es decir, Ecuador compra mucho más a Corea que lo que le vende. En el primer semestre, el saldo de la balanza comercial con ese país fue negativo en USD 198 millones.

Entre los productos ecuatorianos que van a ese destino están desperdicios de cobre, camarones, langostinos y aluminio. De Corea llegan, en cambio, autos, televisores, plásticos y otros productos.

El Gobierno ha sostenido que uno de los objetivos del acuerdo es incrementar los envíos a ese mercado, que representó el año pasado apenas el 0,13% del total de las exportaciones nacionales.

Pero en una parte del sector industrial hay preocupaciones. Hace mes y medio, las asociaciones de las industrias automotriz, textil, metalmecánica, maderera, de línea blanca y de carrocería enviaron una carta al ministro Cassinelli sobre la inquietud que genera una apertura total a ese mercado, dijo David Molina, director de la Cámara de la Industria Automotriz.

Incluso con los altos aranceles y cupos, el 35% de los vehículos que importa el país son de origen coreano, lo que revela el fuerte grado de competitividad que tiene la nación asiática. “Los niveles de competitividad entre ambos países son dispares”, dijo y, por ello, solicitó que se excluya al sector automotor.

Molina comentó que pese a que el acuerdo con la Unión Europea permitirá el ingreso de autos más baratos desde el bloque el sector apoyó el acuerdo porque, en su conjunto, es beneficioso para varios sectores del país. “En el caso de Corea del Sur no está claro el beneficio. Hay demasiados sectores perdedores”.

El gremio se reunirá el 23 de agosto con el ministro Cassinelli para exponerle estas dudas.

Perfiles, manufacturas de acero para plomería y recipientes, artículos para el sector petrolero y otros productos surcoreanos podrían llegar al país y reemplazar a los de la industria nacional, dijo Guillermo Pavón, director de la Federación de la Industria Ecuatoriana del Metal.

“Corea del Sur es el sexto productor de acero del mundo. No estamos en las mismas condiciones como para competir con esa nación”.

Este gremio asimismo busca que se definan mecanismos de protección.

El sector de línea blanca también tiene preocupaciones. Para la Asociación de Industriales de Línea Blanca, un acuerdo comercial con Corea del Sur plantea riesgos importantes para el sector.

“Conceptualmente apoyamos todo tipo de negociación comercial que busque crear mayor oferta exportable, pero en la medida que se considere la exclusión de sectores de alta sensibilidad como el nuestro”, dijo el titular del gremio, Javier Mora.

En cambio, entre los productos con “potencial” para el ingreso al mercado surcoreano están los agrícolas como banano, frutas, café y flores, dijo el presidente de Fedexpor, Daniel Legarda.

Igualmente se busca repotenciar la venta de camarones. El año pasado, de acuerdo a José Antonio Campusano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura, se exportaron alrededor de USD 40 millones a ese mercado, lo que representa un crecimiento de USD 5 millones con relación al 2014. El gremio espera que el acuerdo permita eliminar el 20% de arancel que hoy pagan para ingresar a ese país asiático.

Según Óscar Herrera, embajador de Ecuador en Seúl, en general el acuerdo permitiría “consolidar el comercio inmediato para 16 productos que se exportan de manera irregular a Corea (…) Además, hay 35 productos que podrían ingresar a Corea en el mediano plazo”, añadió el diplomático.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (20)
No (5)