28 de diciembre de 2015 23:48

Elevan a naranja la alerta por ola de calor en Buenos Aires

Un niño salta en una fuente en un parque en Buenos Aires el 28 de diciembre de 2015. Una intensa ola de calor  se siente en la capital de Argentina por encima de 35 grados centígrados. Foto:  Eitan Abramovich / AFP

Un niño salta en una fuente en un parque en Buenos Aires el 28 de diciembre de 2015. Una intensa ola de calor se siente en la capital de Argentina por encima de 35 grados centígrados. Foto: Eitan Abramovich / AFP

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 0
Agencia AFP

Las autoridades elevaron este 28 de diciembre del 2015 de amarillo a naranja el alerta por la ola de calor que afecta a Buenos Aires, donde decenas de miles de personas sufren cortes de energía en sus hogares, un problema habitual en el verano de Argentina.

Más de 75 000 usuarios (hogares) de las empresas Edesur y Edenor, que se dividen la distribución de energía eléctrica en Buenos Aires y su periferia, sufrieron la falta de suministro este lunes, según el último reporte oficial de las 19:00 locales (23:00 GMT) .

Según los datos publicados en la página web del Ente Nacional de Regulación Eléctrica (ENRE) , sufrieron cortes de luz 41 415 usuarios de los 2,4 millones a los que provee Edesur y 34 269 de los tres millones de Edenor.

El ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, llamó el lunes a los argentinos a hacer uso responsable de la energía al advertir que el sistema de distribución “ está en estado crítico ” .

El sistema está en emergencia, como lo hemos decretado. Y la duración es de dos años porque queremos responder de manera eficiente e inteligente, diciendo la verdad y asegurando que las inversiones lleguen a mejorar la calidad del servicio”, dijo el ministro.

Argentina no tiene problema de generación de energía sino de distribución, en particular en los grandes centros urbanos.

Las empresas han justificado la falta de inversiones en el mantenimiento del sistema por el atraso de las tarifas por los subsidios al servicio que rigen en Capital y su periferia, que el presidente Mauricio Macri prometió poner fin.

Las interrupciones en el servicio eléctrico tuvieron lugar en un momento en el que la temperatura se elevaba en Buenos Aires hasta 35 grados centígrados este lunes, tras varios días de calor tórrido y con pronóstico extendido que mantiene la tendencia, con mínimas altas de 24° o 25°, explicó el Servicio Metereológico Nacional (SMN) .

El SMN advirtió los peligros por las altas temperaturas sobre todo en bebés y niños pequeños, personas mayores de 65 años o con enfermedades crónicas.

El ministerio de Salud recomendó tomar mucha agua e ingerir alimentos frescos como frutas y verduras y evitar bebidas alcohólicas dulces.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)