8 de December de 2009 00:00

Los actos de las fiestas tuvieron problemas de organización

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

El miércoles 2 de diciembre, el docente Gerardo Cruz llevó a 35 infantes de la escuela Chile a la Concha Acústica de la Villa Flora, en el sur. Con un programa de fiestas en su mano llegó al sitio a las 08:45. Según el cronograma de festejos, ese día estaba previsto realizarse juegos populares.

A las 10:00 se retiró del lugar decepcionado porque no apareció ningún organizador del acto. “No me invito nadie. Pero vine con los niños para que aprendan juegos populares como el trompo, el palo ensebado... me voy sin que aprendan nada”.

Ese fue uno de los  actos que no se cumplió como estaba previsto en el programa oficial. Hay más ejemplos. El martes 1 de diciembre se anunció el acto denominado ‘Ruralidad bicentenaria’, en La Ronda. Carlos Toapanta, del Comité barrial del sector, explicó  que en la zona no tenían ningún conocimiento sobre el programa y confirmó que esto no se desarrolló.

Otra descoordinación en las fiestas sucedió el mismo martes 1 de diciembre. Para esa fecha, a las 10:00, se informó la realización del programa Quito juguetón con teatro y juegos populares en el parque Las Cuadras. Esta actividad sí se cumplió,  pero un día después de lo previsto.

Los problemas de organización en los festejos también se registraron en la puntualidad del inicio de los programas y en cambios de última hora. La serenata a las reinas se inició con una hora de retraso. Al acto de presentación de las fiestas, las 14 candidatas no llegaron.

Según la Secretaria de Cultura del  Municipio, organizadora de la mayoría de programas, ayer se iniciaron las evaluaciones con los administradores zonales para hacer el balance final de las fiestas y presentar un informe.

Sin embargo, el concejal Fabricio Villamar, presidente de la Comisión de Fiestas, cree que fueron pocos programas los que tuvieron  ese tipo de problemas  y calificó de buena la organización. Villamar asegura que la distribución de los USD 940 000 para las fiestas  sí alcanzó para actos como desfiles y bailes.

Según el edil, sí se cumplió el objetivo de descentralizar los festejos. Una evaluación parecida la tiene el alcalde Augusto Barrera. Para él, hubo  más de 600 actos en todo el Distrito y destacó que la fiesta fue en paz.

Uno de los problemas evidentes durante los días de fiestas también fue la congestión vehicular. En varios sectores hubo trancones por los programas.

Pero también hubo alegría en los actos del fin de semana. El último festejo masivo fue el  desfile de luces y colores en la av. Amazonas. Con un show de conducción, un grupo de ciclistas a bordo de sus triciclos, con los que realizan recorridos turísticos en La Mariscal, abrieron el desfile.

En bancos de madera, sillas de plástico, sentados en la acera o simplemente de pie cientos de personas se acomodaron a lo largo de la avenida para presenciar el desfile. Fue una noche con poco frío y sin presencia de lluvia.

El Municipio presentará su balance oficial de las fiestas, hoy, a las 14:30, en la Alcaldía. Allí se explicarán los resultados de los operativos de seguridad (ver nota compartida).

Testimonios

Carlos Villacís. Taxista

Los actos no deben hacerse en el Centro

Este año no se han sentido las fiestas de la ciudad. La música de banda por todos lados no ayuda a un festejo en los barrios. No hay un espíritu comunitario, sino comercial en los días de fiesta. Los jóvenes no pueden vivir fiestas alegres sin trago. En los desfiles la inseguridad fue alta. 

Juan Carlos Panimboza. Informal

El consumo de licor fue alto en toda la ciudad

Salimos con mi familia a recorrer el sábado en la noche la ciudad. Recorrer el Centro Histórico nos tomó dos horas. En las calles había cantidad de jóvenes consumiendo licor. Luego de las 22:00, en la av. Mariscal Sucre, en la Michelena,  hubo peleas entre bandas juveniles. Faltaron más actos en los barrios.

A. Barrera hizo tres pedidos

El apoyo anunciado por el presidente Rafael Correa para la construcción del sistema de transporte del Metro en Quito recibió elogios por parte de los concejales del Distrito.

El espaldarazo para el megaproyecto ofertado en campaña  por el alcalde Augusto Barrera recibió la ovación en uno de los últimos actos de las fiestas de la capital, la sesión solemne.

Aunque en la cita no se firmaron acuerdos, Barrera hizo pedidos puntuales a Correa, su coideario del bloque político  Alianza País. El Burgomaestre solicitó la salida urgente del Penal García Moreno del centro de la ciudad. Además,  solicitó a los representantes de la Corte Suprema de Justicia mejorar “las leyes en su concepto y en su aplicación” y el apoyo para el metro.

Para el edil Eddy Sánchez de Sociedad Patriótica, la posición de Correa es favorable para trabajar por  la ciudad. “Al margen de la  política, el respaldo del Gobierno es importante y necesario para construir un Metro”.

Durante la Sesión Solemne, el Primer Mandatario habló de temas políticos. Se refirió a la necesidad de una nueva Ley de Comunicación y repitió su crítica a los medios de comunicación.

Recién en la última parte de su intervención destacó la firma del acuerdo para un crédito de USD 57 millones para varias obras; por ejemplo, mejorar la movilidad en el sur  y resaltó la creación de la Policía Distrital.

Uno de los concejales ausentes fue Marco Ponce. Él se desafilió de AP.  Al ser consultado por su reacción, justificó su inasistencia. “No estoy enterado de nada. Estuve en otras gestiones”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)