2 de junio del 2016 00:00

Activos para la venta suman USD 8 215 millones

El Régimen busca obtener liquidez en este año al concesionar hasta por 20 o 30 años centrales como Sopladora. Foto: EL COMERCIO

La hidroeléctricaSopladora empezará un proceso de desinversión o de apertura al capital privado. Foto: Archivo EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 26
Triste 1
Indiferente 2
Sorprendido 0
Contento 1
Alberto Araujo
Redactor (I)
albertoa@elcomercio.com

Los activos de las 11 empresas, un banco, medios de comunicación y centrales hidroeléctricas que el Gobierno busca vender o abrir a capitales privados suman USD 8 215 millones, de acuerdo con los últimos balances publicados por las empresas (2014 y 2015).

Esto representa cerca del 20% de activos de las 26 firmas estatales que están manos del Estado y cuyos activos suman USD 41 930 millones.

Sin embargo, el valor de las empresas que el Ejecutivo aspira a vender podría variar a la hora de comenzar a negociar con inversionistas interesados, debido a la necesidad del Gobierno por obtener recursos y la contracción económica que vive Ecuador, por los menores precios del petróleo. Eso pone a las autoridades en desventaja frente a los inversionistas.

El ministro de Sectores Estratégicos, Rafael Poveda, reconoce que el proceso de venta de activos del Estado es complejo y que, por ello, se analizará el caso de cada empresa, el interés que puede despertar en el mercado internacional y el modelo de negocio más conveniente.

Las empresas que irán a procesos de venta son Tame, Empresa Pública Cementera, Fabrec, Banco del Pacífico y los medios incautados Gamatv y TC Televisión.

En tanto, CNT, Flopec y las hidroeléctricas Sopladora, Manduriacu y Ocaña empezarán procesos de desinversión o de apertura al capital privado.

En el caso de las hidroeléctricas, cuyo proceso de venta se espera concretar este año, Poveda señaló que para determinar su cotización se considerará la inversión que hizo el Estado en su construcción y los flujos futuros que generará su operación, lo cual marcará el precio que el inversionista pudiera pagar.

Para el gerente de Flopec, Danilo Moreno, la participación privada en los activos estatales no está en función del valor de los bienes sino en el negocio en marcha. “Si los activos de Flopec llegan a los USD 350 millones, y un socio quiere entrar con el 50%, no significa que deberá pagar USD 175 millones. Será un monto mucho mayor, porque el negocio en marcha vale mucho más”.

El titular de la Cámara de Comercio de Guayaquil, Pablo Arosemena, y el exsuperin­tendente de Bancos, Alfredo Vergara, sostienen que no es el momento para vender los activos del Estado.

Para Arosemena, la venta de activos del Estado debió realizarse años atrás, pero “ más vale tarde que nunca”. Advierte que la posición del Estado es débil para negociar, ya que el inversionista sabe que necesita recursos y puede ofrecer un menor precio.

Además, considera que sería “nefasto” privatizar las empresas estatales para llenar el hueco fiscal. Esos recursos debieran ahorrarse.

Vergara advierte que una dificultad para la venta del Banco del Pacífico son las “regulaciones en contra de los dueños de los bancos”. Además, con la aprobación del Código Monetario Financiero hay una Junta que establece cómo prestar, a quién prestar y a qué tasas, lo cual es otro limitante.

Por ahora, los activos están en proceso de valoración y no hay certeza de cuánto tiempo tomará ese trámite. Banco del Pacífico se limitó a decir, vía correo electrónico, que “la posible venta del banco tiene que cumplir varias instancias, iniciando con la valoración”.

Igual ocurre con Fabrec. Eduardo Egas, exministro de Industrias, dijo -mientras estaba en funciones- que el informe de la valoración tomará un mes. Los resultados de esta empresa han arrojado números negativos en los ejercicios económicos 2013, 2014 y al 30 de septiembre del 2015.

La valoración de la empresa, según Egas, evidenciará cuánto se tiene en activos. “Nosotros la hemos venido limpiando para disminuir los pasivos y poder llegar a una venta en los términos más positivos”.

Tame está en una situación similar, con pérdidas por USD 58 millones, desde el 2014 hasta el 2015, según la exgerenta de la aerolínea, Paola Carvajal.

En entrevista con el semanario Líderes, el 8 de mayo pasado, el nuevo titular de la firma, Patricio Chávez, dijo que Tame está en reestructuración. Sobre la posible venta dijo: “Estamos entrando a un proceso de asesoría con una banca de inversión, para tener un valor de mercado y negociar de la manera más apropiada”.

Otra entidad que acelera el proceso de venta de bienes del Estado es Inmobiliar. Para este año se espera vender más de 50 inmuebles, por unos USD 100 millones, dijo días atrás el director de la entidad, Milton Maldonado, en Sonorama.

Inmobiliar administra unos 4 500 bienes temporalmente, según su rendición de cuentas.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (7)
No (2)