27 de febrero de 2015 22:17

Activistas dicen que el crimen de opositor ruso es político

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia EFE
Moscú

Los correligionarios del líder opositor ruso, Borís Nemtsov, asesinado al filo de la pasada medianoche en pleno centro de Moscú tras recibir cuatro balazos por la espalda, señalaron a la actividad política del exviceprimer ministro ruso como el motivo del crimen.

"Se trata de un asesinato político, claramente encargado. El asesinato está relacionado con la actividad opositora de Borís. Han matado a uno de los personajes más brillantes de la oposición rusa, para aterrorizar", dijo Ilia Yashin, conocido activista del movimiento opositor Solidaridad.

Yashin, militante de un movimiento político y social del que Nemtsov era copresidente, agregó que el veterano opositor "recibía periódicamente amenazas de muerte en las redes sociales, pero no le daba importancia (...) porque creía que si querrían, lo asesinarían".

El copresidente junto con Nemtsov del opositor Partido Republicano de Rusia, Mijail Kasyánov, calificó el asesinato de su compañero de "represalia por la libertad, por su verdad, por una valoración consecuente de lo que sucede" en Rusia.

"Habríamos podido imaginar que en pleno siglo XXI, un líder de la oposición sería tiroteado en pleno centro de la ciudad? Es un asesinato demostrativo, chocante", dijo Kasianov a la agencia Interfax en el lugar de la tragedia, a donde se desplazó nada más conocer la noticia.

El líder del histórico partido opositor Yábloko, Serguéi Mitrojin, calificó el crimen de un "acto terrorista" y exigió a las autoridades que encuentren a los responsables de la muerte de Nemtsov para evitar toda sombra de sospecha.

"Han arrojado un guante. Ha sido asesinado un oponente personal de (el presidente ruso) Vladimir Putin", aseveró Mitrojin.

La defensora de los derechos humanos en Rusia, Ela Pamfílova, puso el asesinato de Nemtsov en la misma fila que las resonantes muertes de la periodista opositora Anna Politkóvskaya y del periodista Vlad Lístyev, asesinado en la década de los noventa.

"No es sólo un disparo por la espalda a Nemtsov. Es un disparo por la espalda a Rusia", dijo Pamfílova, que conocía desde hace dos décadas al político asesinado en el centro de la capital rusa.

Nemtsov, viceprimer ministro de dos gabinetes rusos en 1997 y 1998, durante la presidencia de Borís Yeltsin, recibió cuatro disparos mortales en la espalda cuando paseaba por un puente moscovita cercano al Kremlin, acompañado de una joven procedente de Ucrania, confirmó el ministerio de Interior ruso.

Putin no tardó en señalar que el crimen "tiene toda la pinta de un asesinato por encargo, de carácter sumamente provocador" y asumió personalmente el control sobre la investigación, según señaló Peskov instantes después de que se conociera la tragedia.

El asesinato se produjo a menos de dos días de la marcha de protesta antigubernamental que había convocado la oposición extraparlamentaria rusa para mañana, cancelada hoy tras el asesinato de uno de sus convocantes.

Los opositores pretendían reunir al menos a 100 000 personas en Moscú para exigir al Kremlin que ponga fin a su participación en el conflicto armado en Ucrania.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (1)
No (0)