26 de agosto de 2015 19:27

La actividad del volcán Cotopaxi es un imán para fotógrafos extranjeros

En la foto, a la izquierda Martin Bernetti, fotógrafo de la AFP y el fotógrafo chileno Vladimir Rodas en Mulaló. Foto: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

En la foto, a la izquierda Martin Bernetti, fotógrafo de la AFP y el fotógrafo chileno Vladimir Rodas en Mulaló. Fotos: Pavel Calahorrano / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 5
Triste 4
Indiferente 13
Sorprendido 10
Contento 13
Evelyn Jácome
Redacción Quito (I)

La actividad del Cotopaxi fue el imán que los atrajo al Ecuador. Mientras cientos de personas que habitan en los alrededores del Cotopaxi son evacuadas y deben alejarse del volcán, hay quienes viajaron miles de kilómetros para tenerlo cerca, para sentir su bramido y captar su furia.

Martín Bernetti, quien trabaja en la Agencia France Presse (AFP); Vladimir Rodas, fotógrafo independiente de Chile; y Chris Toala Olivares, fotógrafo de National Geographic, llegaron a Ecuador la semana pasada.

En San Ramón de Mulaló, Bernetti busca la historia del único hombre que vive camino al cráter del Cotopaxi. Es peruano, se casó con una ecuatoriana y hoy reside en Chile. Prepara un libro de volcanes cuya reportería empezó en 1999 con el Tungurahua

La misma razón atrajo a Vladimir Rodas, a quien la ceniza que cubre las plantas en Tiputulín casi no le molesta. Es fotógrafo independiente que colabora con AFP, y viajó al país por 10 días, pero su estadía podría prolongarse, según lo que ocurra con el volcán. Habla con pasión de las veces que estuvo cerca de un cráter, de cuando ha logrado sentir el calor del magma y ver ríos de lava. El volcán no le causa temor, lo seduce.

Para Chris Toala Olivares, fotógrafo de National Geographic, lo fundamental es captar los rostros de la gente, hablar con las personas que conviven con volcanes, sentir su preocupación, su dolor… La tarde anterior visitó una comunidad cercana a Mulaló y vio a los niños jugar con la ceniza, como si fuese nieve.

Coinciden en que una eventual alerta naranja incitaría una llegada masiva de fotógrafos, con quienes mantienen contacto en redes sociales.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (14)
No (3)