17 de July de 2009 00:00

La actividad en Perenco no se paralizó pese a la amenaza

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

Redacción Negocios

Petroecuador recibió la noticia de que Perenco se aprestaba a frenar su producción en medio de los preparativos de la presentación de su Plan Maestro 2009-2015.

La firma estatal confiscó desde marzo 2,5 millones de barriles de crudo de Perenco para cobrar USD 327 millones que adeuda esta firma al Fisco.

El caso en el Ciadi
Perenco demandó al país por USD 434 millones en el Ciadi, un centro del Banco Mundial.
El reclamo se relaciona con el  cobro por parte del Fisco de un impuesto a sus ganancias extras generadas por el alto precio del crudo, que se negó a pagar. Acumuló una deuda de USD 327 millones.

Como respuesta, Perenco anunció que paralizaría su producción de 22 000 barriles diarios desde ayer para evitar que el país continúe con esta medida.

El hermetismo entre los funcionarios de Petroecuador era evidente en la ceremonia de presentación del Plan Maestro efectuada el miércoles pasado en el Círculo Militar. “Yo no sé nada”, repetían tras ser consultados sobre el tema. El presidente de Petroecuador, Luis Jaramillo, también evitó dar declaraciones.

Pero el recorrido que alistaban las autoridades a los campos operados por Perenco era ya un secreto a voces. El viaje  se realizó, en efecto, a primeras horas de la mañana de ayer.

Viajó una comitiva integrada por Jaramillo; Wilson Pástor, de Petroamazonas; y otros funcionarios, quienes llegaron al campo cerca de las 11:00 de ayer.

Pero, para sorpresa de los funcionarios, la producción de Perenco no se había detenido. Los trabajadores, según versión de Petroecuador, decidieron no paralizar el campo. Jaramillo, contactado por Dow Jones, dijo que el Gobierno no ha tomado los campos de Perenco.

“No hemos paralizado esos campos. Nosotros hemos dialogado con los trabajadores y les hemos dicho que si ellos paralizan la producción estarían afectando la economía del país”. Acotó que la petrolera estatal contratará a los obreros si llegan a ser despedidos por Perenco.

El anuncio convenció a los trabajadores, quienes resolvieron acatar la propuesta del Gobierno. Por pedido del ministro de Petróleos, Germánico Pinto, y de Petroecuador, Petroamazonas prestará aporte técnico, económico e incluso financiero para que la producción de los bloques de Perenco no disminuya. 

“No ha existido confiscación de instalaciones ni del campo, lo que vamos a dar es soporte”, aclaró  Pástor, pero señaló que el litigio entre el Estado y la petrolera aún debe resolverse. 

La información de la visita  fue escasa por parte de Petroecuador al punto de que ayer no aclaró la situación actual de Perenco.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)