23 de noviembre de 2015 11:17

Felipe Pezo: ‘Se ha acortado la vida del Fondo de Pensiones del IESS’

Entrevista al vocal de los empleadores al Consejo del IESS, Felipe Pezo. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Entrevista al vocal de los empleadores al Consejo del IESS, Felipe Pezo. Foto: Armando Prado / EL COMERCIO

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 146
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 3
Contento 9
Mónica Orozco

Entrevista con Felipe Pezo, vocal de los empleadores al concejo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social.

¿Por qué no asistió a la sesión del Consejo Directivo donde se resolvió redistribuir el aporte: dar menos recursos a pensiones para cubrir el déficit en salud?

No creo que una decisión que involucra a 3,1 millones de afiliados y 450 000 jubilados la podamos tomar en 24 horas tres personas. Debe ser tomada con prudencia. Las únicas sesiones a las que no asistí este año fueron aquellas en las que se resolvió la redistribución de los aportes.

Aunque era un tema importante, antes de la reunión no se incluyó -con la oportunidad necesaria- la documentación de soporte. Creo 
que la medida no corrige el problema y más bien afecta la sostenibilidad en pensiones.

¿Por qué?
El hueco actuarial en pensiones pasó de USD 3 700 millones en el 2003 a USD 70 000 millones en el 2010, considerando la eliminación del aporte del 40% del Estado. Hoy, según la consultora Volrisk, llega a
USD 208 000 millones. Se ha acortado mucho la vida y la sostenibilidad del fondo.


¿Qué implica un déficit 
de esa magnitud?

El riesgo de ese déficit es muy grande para la economía y para nuestros afiliados y futuros jubilados. Mientras más posterguemos las medidas para asegurar la sostenibilidad del sistema, más duros serán los ajustes que se deban hacer. En el 2012, los estudios actuariales ya mostraban el problema en el fondo de salud y debíamos tomar medidas, pero no se hizo pese a mi insistencia y a que se presentaron algunas propuestas. Ahora se ha tomado una medida, pero es mala.

¿En qué lo sustenta?

El riesgo en el seguro de pensiones aumentó con la medida. Este año teníamos previsto pedirle al Biess entre USD 400 millones y 500 millones de sus rendimientos para pagar las pensiones. Con la redistribución de la tasa, es probable que tengamos que pedirle USD 
1 700 millones el 2016. Con eso podremos pagar las pensiones, pero el problema se verá en el plan de inversiones del Biess, pues dificultará la colocación de hipotecarios e incluso en bonos del Estado, en un año difícil, donde la banca está muy restrictiva con el crédito.

Se ha cuestionado la legalidad de la medida. ¿Comparte esa preocupación?
Si bien la Ley de Seguridad Social permite distribuir el aporte, la misma Ley también dice que cualquier ajuste se debe tomar en busca de la sostenibilidad. En este caso no se está buscando eso, por tanto, el cambio no es posible. Y el artículo 122 no permite tomar dineros de pensiones para cubrir un déficit en salud.

¿Qué acción tomará frente a la resolución?
Lo estamos analizando. Pero seguiremos insistiendo en que se tomen medidas para garantizar la sostenibilidad.

En 11 años se acabarán los ahorros del Fondo de Pensiones. ¿Eso significa que los jubilados no recibirán completas sus pensiones?
Con la Ley vigente, el Estado tendría que poner lo que haga falta, pero la cifra es muy grande: debería poner USD 7 000 millones al año, en promedio.

¿Alguien que está empezando a aportar al IESS podrá cobrar sus pensiones?
Yo tengo 36 años de aporte. Con 40 años de aporte ya podría jubilarme y estoy preocupado. Quienes tienen menos años de aporte deberían estar más preocupados.

¿Subir el aporte es una de sus propuestas? ¿Es viable en una coyuntura económica como la actual?
Hay varias opciones presentadas en estudios actuariales en el 2010 como subir el aporte, cambiar la edad de jubilación, cambiar el cálculo (...). En salud hay varias alternativas, como crear el fondo para enfermedades catastróficas con el aporte de Estado, afiliados y empleadores, como dispone un Decreto de enero e incluso la Ley de Seguridad Social contempla, para formar ese fondo, que se podría tomar el rendimiento del fondo de cesantía. Así no se sube el aporte para el afiliado.

¿Por qué no se aprobó, si algunas de esas propuestas tenían el apoyo de Paulina Guerrero, exvocal de los afiliados, lo cual les daba mayoría en el Consejo?
Si bien el Ejecutivo no tiene poder de veto en el Directorio, si el vocal del Ejecutivo se retira de la sesión no hay cómo ­aprobar ninguna decisión, según el reglamento de la Ley de Seguridad Social.

¿Cabe una reforma para que tengan más peso quienes hoy aportan más al IESS: afiliados y empleadores?
Yo diría que ese debe ser un tema de debate nacional. Por ser el IESS una entidad de alto peso en la economía es necesario que participe el Ejecutivo, pero ojalá sin esa especie de veto del que hoy dispone.

¿Cómo es que estando el fondo de salud en crisis un delegado del IESS desconoce que el Fisco le debe USD 
1 875 millones en salud?
El tema no ha sido conocido por el Consejo. El Consejo conoció de los convenios firmados con Finanzas en los cuales se reconoce la deuda. Un funcionario del IESS no puede ir sin autorización del Consejo a decir lo contrario.

Hoja de vida
Graduado de Ingeniero Civil por la Universidad Santiago de Guayaquil. Tiene una maestría en Administración de Empresas y un curso sobre ­Bases Actuariales, en el Centro de Interamericano de Estudios de la Seguridad Social de México.

Experiencia
Es miembro de las cámaras de Construcción y de Industrias de Guayaquil. Desde el 2007 es vocal de los empleadores al Consejo Directivo del IESS.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (46)
No (5)