8 de marzo de 2016 07:57

Responsable de ACNUR está 'profundamente preocupado' por proyecto de acuerdo UE-Turquía

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 1
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0
Agencia AFP

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, se declaró este martes “profundamente preocupado” por el acuerdo esbozado la víspera entre Ankara y la Unión Europea que prevé reenviar a todos los migrantes a Turquía, incluidos los solicitantes de asilo sirios.

“Estoy profundamente preocupado por cualquier arreglo que implique el retorno indiscriminado de gente de un país a otro, que no detalle las garantías de protección de los refugiados en virtud del derecho internacional”, señaló Grandi ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo.

La Unión Europea (UE) y Turquía se pusieron de acuerdo el lunes en ocasión de una cumbre extraordinaria en Bruselas, sobre la base de propuestas hechas por Ankara, en intensificar su cooperación para frenar de una vez por todas el flujo de llegadas de migrantes a las costas griegas.

Se dieron diez días, hasta la próxima cumbre europea del 17 y 18 de marzo para finalizar los detalles del acuerdo.

Los 28 líderes de la UE ya saludaron las propuestas de Ankara al término de la cumbre. El acuerdo de principio contempla que Turquía acepte el regreso sistemático de todos los migrantes llegados a Europa, incluso los refugiados sirios, categoría de migrantes que la UE se comprometería a readmitir luego en su territorio en mismas cantidades por vías legales y seguras directamente desde los campamentos de refugiados en Turquía, mecanismo bautizado como “ uno por uno”.

En contrapartida, Turquía exige 3 000 millones de euros de ayuda adicional para 2018, un régimen de visados más flexible para sus ciudadanos que quieran viajar a la UE a partir de junio y la rápida apertura de negociaciones sobre cinco nuevos capítulos de adhesión.

Grandi enumeró tres condiciones previas para que puedan considerarse conformes al derecho internacional los regresos de los solicitantes de asilo hacia “un tercer país”.

El país destinatario debe primero asumir “la responsabilidad de examinar el pedido de asilo”, explicó. Pero sobre todo, un refugiado debe estar “ protegido de la devolución”, es decir de una expulsión y si obtiene el asilo debe poder “beneficiar del asilo conforme a los estándares internacionales y tener un pleno y efectivo acceso a la educación, un empleo, cuidados médicos y si es necesario ayuda social”, subrayó Grandi.

“Estas garantías deben estar detalladas legalmente y deberían prevalecer sobre todo mecanismo en el que la responsabilidad de examinar un pedido de asilo sea transferido” hacia un tercer país, en este caso por la UE a Turquía, insistió Grandi.

Un portavoz de la Comisión Europea, Alexandre Winterstein, aseguró este martes que “los detalles (del acuerdo) que aún deben ser finalizados (...) serán evidentemente plenamente conformes con el derecho europeo e internacional”.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)