14 de January de 2010 00:00

‘Se aceptará la restricción por los resultados’

valore
Descrición
Indignado 0
Triste 0
Indiferente 0
Sorprendido 0
Contento 0

LEA TAMBIÉN

LEA TAMBIÉN

Redacción Quito

¿Cuál sería el impacto a de una medida restrictiva a la circulación de autos particulares sobre el ritmo de vida de las personas?

La medida tendrá varios niveles de afectación, según la forma de movilizarse que tengan los diferentes grupos de personas. No obstante, en el conjunto de desplazamientos de toda la semana nos vamos a sentir más aliviados porque habrá menos concentración de autos que favorecerá a los tiempos de desplazamiento.

¿POR QUÉ
ESTÁ AQUÍ?
Su experiencia.  Es un sociólogo graduado en la Universidad Central del Ecuador. Es catedrático en la Facultad de Sociología e investigador en el centro de investigaciones Ciudad.   
Su punto de vista. Asegura que la participación ciudadana es un elemento clave para el desarrollo exitoso de la gestión local.

¿Es solo responsabilidad de las autoridades mejorar la movilidad? ¿No es una actitud cómoda del conductor, peatón, ciclista el hecho de no contribuir?

Se puede decir que la solución de los problemas es parte de una responsabilidad compartida. Pero también depende de la calidad de las políticas públicas. Además, hay que tener en cuenta que la configuración de la ciudad genera un problema de comunicación vial en sentido transversal. También hay dificultades por la insuficiencia del transporte público, a lo cual se suma la subutilización de los autos privados.

Un conductor, por ejemplo, parquea donde sea, hace doble fila y se cruza un semáforo en rojo ¿si solo se respetara la ley no se contribuiría a mejorar la circulación?

Evidentemente mejoraría la convivencia ciudadana si los conductores respetaran las señales. Sin embargo, el problema fundamental es la cantidad de autos que circulan en un sistema vial que ya no tiene capacidad.

Según el plan del Municipio, primero se aplicará la restricción y luego se trabajará en obras viales y el mejoramiento del servicio de transporte. ¿Es este el orden correcto en el que se debería aplicar el plan de movilidad?

En un problema tan complejo como el de la movilidad hay ciertas medidas que deben aplicarse concomitantemente y hay otras en las que se debería profundizar la discusión. 

¿Es una medida efectiva contra la contaminación?

También puede haber un mejoramiento sobre el nivel de contaminación teniendo en cuenta que  una de las principales fuentes de contaminación son los vehículos a gasolina. 

¿De qué sirve aumentar la velocidad y acortar el tiempo de viaje si muchas personas deberán salir más temprano de sus casas o más tarde?

De hecho, ahora las personas han empezado a trasladar sus horarios de salida y regreso a casa en función de que hay ciertas horas en las que a uno le da lo mismo si sale a una hora pico con mucho tráfico, que salir un poco más tarde y llegar más rápido. Lo que puede ocurrir es que más personas adopten esta conducta.

¿Un cambio de esta naturaleza  implicará un cambio en el imaginario de la ciudad?

Eso depende del tipo y el tiempo que lleve el cambio. También depende del impacto que cause sobre la cotidianidad y de si afecta a ideas que están muy arraigadas en el imaginario colectivo.
  
El Alcalde pone en juego su capital político para ejecutar el plan. ¿Qué pasa si la ciudadanía se declara en rebeldía?

El éxito del plan dependerá de la inmediatez de los efectos y de cómo la gente perciba esos efectos. Pero si la gente no ve resultados desde el inicio puede haber varios problemas; además de la resistencia de algunos sectores. Por eso, es necesaria una discusión ciudadana muy amplia.

¿La restricción vehicular generará un cambio de actitud solo en los conductores que dejen sus autos en casa o esta también influirá sobre el resto de actores viales?

Las posibilidades de multiplicar los cambios son amplias, siempre y cuando se puedan ver los efectos beneficiosos en el corto plazo.
Se restringe la circulación vehicular y aumenta la demanda por transporte público ¿de esa manera no se forzará a que los choferes públicos mejoren las condiciones de transporte?

Primero debe mejorarse la oferta de transporte público. Luego debe pensarse en la aplicación de programas que mejoren la atención a los usuarios. 

¿De qué manera los peatones agravan el problema de la congestión vehicular?

Los peatones contribuyen muy poco al caos vehicular. Tal vez como usuarios del transporte público cuando exigimos que el bus pare en cualquier sitio. Más bien, en algunos casos se  concibe a los peatones como un obstáculo para la movilidad. 

Si hay más peatones y ciclistas ¿no aumentarán las exigencias para que se mejoren las aceras y las condiciones para circular en bici?

El incremento de personas que nos movilizamos a pie o en bicicleta implica que las autoridades deben  crear las condiciones para que estos desplazamientos puedan ser seguros y en buenas condiciones.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (0)
No (0)