26 de noviembre de 2014 21:20

Los accidentes y la propaganda

Compartir
valorar articulo
Descrición
Indignado 24
Triste 1
Indiferente 1
Sorprendido 0
Contento 11

Dimitri Barreto P.  (O)
Macro Editor

La propaganda debe limitarse a un número pequeño de ideas para repetirlas incansablemente, presentarlas una y otra vez desde diferentes perspectivas, siempre convergiendo sobre el mismo concepto.

Esa premisa fue ideada en la Alemania nazi por Joseph Goebbels, ministro de ilustración de Hitler, y se denomina “principio de orquestación”.

Nunca como en el Ecuador actual la estructura pública había contado con un aparato de comunicación tan vasto ni había logrado configurar una suerte de Estado de propaganda, para posicionar una ‘verdad’, la oficial, como única.

Ese aparato levantó una pieza para ofertar la ‘verdadera libertad’, un spot que causó inquietud incluso dentro del Régimen, porque generaliza, golpea en la imagen de empresarios -con quienes el Gobierno se toma la foto para impulsar su matriz productiva-, de banqueros -útiles para sostener la dolarización-, de medios de comunicación -al Estado pertenecen televisoras y para él trabajan periodistas que incurrieron en prácticas lesivas con la ética en la época de los Isaías, por ejemplo-.

¿Por qué no aprovechar la infraestructura, creatividad y espacio de la maquinaria comunicacional estatal para hablar de derechos de género, de convivencia ciudadana, de educación vial? Los accidentes de tránsito son un problema de salud pública en Ecuador. 15 personas murieron en el accidente de un bus el 8 de noviembre. Otras seis fallecieron ayer.

El Ministerio de Transporte podría aprovechar el espacio gratuito en los medios de comunicación audiovisual para destinar una hora diaria a programas de educación vial, con solo aplicar el artículo 74 de la Ley de Comunicación. O, mejor -con la misma norma-, la Secom podría pedir al Presidente que califique de ‘interés general’ a los accidentes de tránsito, para propiciar una cultura vial en cadena nacional.

La ley, aplicada al pie de la letra frente a los recurrentes accidentes de tránsito en Ecuador, puede servir para orquestar un ‘buen vivir’, como estrategia complementaria al innegable avance en vialidad.

Descrición
¿Te sirvió esta noticia?:
Si (18)
No (4)